Los zamoranos cayeron 66-58

Derrota merecida de un Seguros Bilbao que se vio sorprendido por el fulgurante inicio de los palentinos que desarbolaron por completo a un errático Zamarat. La defensa de anticipación de los azules desquició a los zamoranos que no encontraban el camino del aro y sumaban una tras otra, pérdidas de balón. La ausencia de su director de juego habitual era un lastre que castigó duramente a los visitantes, a pesar del aceptable partido de Tejedor y Ferreras. Un Kilobeti, muy desacertado todo el encuentro, no supo imponer su poderío interior y las transiciones de Filipenses iban abriendo poco a poco a poco la diferencia.

Deus acumuló rápidamente tres personales y tuvo que ir al banquillo. La reacción no llegaba y el cuadro local se fue por encima de los 15 puntos de renta, ante el desconcierto visitante. Deus volvió a pista, pero su paso fue efímero pues una nueva falta, acompañada de una clara técnica le dejaba fuera de partido con tres cuartos por jugarse.

El segundo cuarto tampoco sirvió para que los naranjas enderezaran el rumbo. La diferencia iba en aumento y lo peor de todo era la pobre imagen que los zamoranos estaban dando. Cierto es que el arbitraje no ayudaba con decisiones muy controvertidas y castigando en demasía el físico de los visitantes. Al descanso, 17 puntos de desventaja y un panorama muy oscuro por delante. Mediado el tercer cuarto se alcanzaba la mayor renta de los locales con 22 puntos de diferencia y el partido prácticamente sentenciado. Los colegiados, sobre todo la que ejercía de principal, continuaban su particular concierto y los chicos de Félix Campos seguían tremendamente fallones, incapaces de voltear la situación.

A falta de tres minutos el partido dio un giro inesperado y el Zamarat conseguía un parcial favorable que le permitía entrar en el último cuarto con opciones. Al inicio del periodo definitivo los zamoranos conseguían ponerse a tan solo 9 puntos de su rival pero una técnica a Campos, unida a tres malos ataques, disparaban de nuevo la desventaja. Lejos de venirse abajo y con un Kasse al mando de las operaciones en ataque, el Seguros Bilbao metió el miedo en el cuerpo a los palentinos pero dos acciones desafortunadas de Tejedor y otro fallo más de Kilobeti bajo el aro, cercenaron las opciones de un Zamarat al que le sobraron los dos primeros cuartos y pierde su imbatibilidad en liga, cediendo el liderato a su rival de este domingo.

Al final del choque, muchas quejas hacia los arbitrajes recibidos, al considerar que el poderío físico del equipo, está condicionando el criterio de los colegiados en ambas zonas. Toca levantarse y pensar en el Reino de León, próximo rival de la escuadra zamorana.

GRUPO INMAPA FILIPENSES: 66  (22-23-9-12)

Blanco (2), Herrero (8), Fran (10), Migui (7), Rubén (7). C.I. Guillermo (-), Sierra (8), Gadea (5), Diez (6), Isaac (5), Jaime (8)

SEGUROS BILBAO-CAJA RURAL: 58  (10-16-14-18)

Tejedor (2), Deus (-), Kilobeti (4), Maná (2), Alioune (6). C.I. Adrián (-), Dario (2), Carlos (3),

Vieux (18), Talla (17), Ion (-), Lozano (4)

ÁRBITROS: De Jesús y Alonso.