Los ‘pistacho’ caen por 26 a 30 ante Caserío Ciudad Real y consuman la pérdida de categoría

Otra partido, otra derrota para el Balonmano Zamora. Este Domingo de Ramos el verdugo de los ‘pistacho’ ha sido Caserío Ciudad Real. El resultado final, 24 a 30, es solo una anécdota en una jornada más de decepción y tristeza para la afición local que ha visto como finalmente se ha consumado la pérdida de categoría.

El partido estuvo marcado en sus inicios por la igualdad. La primera parte el Balonmano Zamora ha jugado a un nivel más que aceptable, sosteniendo la paridad con los manchegos y dejando buenas sensaciones. Empates y diferencias mínimas en electrónico han sido una constante durante los primeros treinta minutos. El 16 a 17 con el que los pistacho llegaron al descanso no parecía ser gran cosa en vista del buen balonmano jugado por los locales.

La segunda parte arrancó con el BM Zamora empatando a 17 para regocijo de una grada que quería ver ganar a los suyos.
Lamentablemente, el juego de los pistacho se vino poco a poco abajo y Ciudad Real empezó a hacer, sin grandes alardes, una brecha apreciable en el marcador. Primero fueron dos, luego, tres, más tarde cuatro goles de ventaja borraron la sonrisa de los aficionados en la grada que empezaron a temerse lo peor.

Los minutos finales siguieron el argumentario habitual esta temporada, con el Balonmano Zamora dejándose la piel sobre la cancha sin la recompensa de la victoria, en este caso, ni siquiera del empate.

Diez años han pasado del espejismo de la Asobal. Años después de cierto brillo en la División de Plata. Y luego, la agonía de un equipo tocado por la mala fortuna y una planificación que a la larga se ha demostrada equivocada. “Volveremos” es el mensaje lanzado este domingo desde el club. Ojalá acierten y sea pronto.

 

 

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí