Saltaron las alarmas antiincendios y fue necesario evacuar el edificio

El humo proveniente del incendio de la calle Toro se ha introducido en el edificio de la Delegación Territorial de la Junta de Castilla  y León haciendo saltar las alarmas. Un hecho que ha obligado a los trabajadores que a esas horas estaban en el interior de la delegación a abandonar el edificio.

El desalojo ha sido breve, puesto que el incendio ha sido apagado en unos pocos minutos por los bomberos de la capital, que ya han confirmado que el fuego está extinguido. Los trabajadores han regresado a la delegación al poco tiempo con total tranquilidad.