En el primer semestre de 2023 con respecto al mismo periodo de tiempo de 2022 bajo en un 2,5%

En el día en el que la Policía Nacional ha celebrado su fiesta patronal, la festividad de los Ángeles Custodios, con un acto institucional en el Teatro Principal, el subdelegado del Gobierno, Ángel Blanco, ha aprovechado para incidir en el trabajo sobresaliente que a diarios desarrollan en la provincia todo el personal pertenecientes a las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado.

Un trabajo notable que ha permitido que una vez más los índices de criminalidad en la capital zamorana hayan vuelto a descender. En concreto, y por lo que respecto a la comparación entre los delitos cometidos en el primer semestre de 2023 en relación a los cometidos en el mismo periodo de tiempo de 2022, estos descendieron un 2,5%.

En algunas variantes delictivas, como ha explicado el subdelegado, el descenso fue aún mayor. En el caso de los delitos en los que se produjeron robos con intimidación y violencia el descenso fue del 90%, respecto a los delitos que ocasionaron lesiones graves el descenso fue del 40%. Los pequeños hurtos se redujeron en un 18%.

Lamentablemente, no solo no ha mejorado si no que ha empeorado considerablemente, es el problemas de los robos con fuerza en viviendas, que se han incrementado en un 19%.

La cibercriminalidad ha estabilizado su evolución y apenas creció un 0,4% en este periodo de tiempo.

Una cifras, ha subrayado el subdelegado, que evidencian el buen hacer de una Policía Nacional y una Guardia Civil que en colaboración con la Policía Local han frenado el avance de la criminalidad en la provincia.

Durante su discurso, Blanco ha destacado igualmente la importancia de la puesta en marcha de planes para la mejora de la convivencia en los centros escolares, para la igualdad en la Policía y para evitar delitos contra la libertad sexual.

 

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here