dav

En el momento de su detención por la Guardia Civil el joven, con numerosos antecedentes penales, portaba un arma eléctrica ‘taser’

Un Guardia Civil fuera de servicio fue el responsable de la detención y posterior identificación de un joven de 27 años naturales de la comarca de Aliste con innumerables antecedentes penales que el pasado 5 de julio conducía por el casco urbano de Alcañices a gran velocidad y realizando trompos y grandes frenadas con si vehículo poniendo en riesgo al resto de usuarios de la vía y viandantes.

Un agente de la Guardia Civil, franco de servicio, al percatarse del riesgo que conllevaba para el resto de vecinos la actitud mostrada por los ocupantes del vehículo, procedió a detener el vehículo en medio de la vía. En el momento de identificarse profesionalmente al conductor del vehículo, éste emprendió la marcha dirección Zamora.

Las llamadas telefónicas realizadas por este agente, ya habían puesto en alerta a varias dotaciones de la Guardia Civil, (Seguridad Ciudadana, Trafico y USECIC) siendo este vehículo interceptado en la N-122 dirección Zamora a 20 km de la localidad.

Una vez identificado el conductor, y realizada las pruebas para la detección de consumo de alcohol y drogas durante la conducción, se procedió a la investigación de esta persona como supuesto autor de un delito de contra la seguridad vial, por conducir bajo los efectos de bebidas alcohólicas (alcoholemia positiva- 0.93 mg/l), y administrativamente por conducción temeraria y posesión de armas prohibidas, interviniéndosele una navaja y un dispositivo “taser”.

Las diligencias y el investigado fueron puestos a disposición judicial .