Ricardo Rivero ha trasladado ya su decisión al presidente de la Junta

Ricardo Rivero, rector de la Universidad de Salamanca, presentó este jueves su dimisión de manera inesperada. Rivero fundamenta esta decisión en la necesidad de llevar a cabo la renovación del Claustro y la aprobación de estatutos, entre otros asuntos pendientes. Considera que encabezar este proceso no sería apropiado, ya que su mandato concluiría en pleno desarrollo de la elaboración de los estatutos, sin la posibilidad de renovar su posición al frente de la USAL.

La renuncia de Ricardo Rivero fue anunciada sorpresivamente a los medios, y él mismo afirmó haber informado previamente al presidente de la Junta de Castilla y León y a la consejera de Educación. Agradeció expresamente por los seis años y tres meses de colaboración en el cargo. Rivero también reveló que ha estado considerando esta decisión durante varios meses.

 

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí