En el curso actual, se desarrolla en 339 centros educativos de Castilla y León y cuenta con 1.001 cuidadores

El contrato para la prestación del servicio de desarrollo de los programas de conciliación de la vida familiar, escolar y laboral ‘Madrugadores’ y ‘Tardes en el cole’ se licita desde el 1 de septiembre, o desde el día siguiente a la formalización del contrato si esta fuera posterior, hasta el día 31 de agosto de 2024, siendo los días de ejecución del servicio los días lectivos del calendario escolar, con posibilidad de prórroga hasta el 31 de agosto de 2025. El presupuesto de licitación asciende a 10.184.660 de euros.

Para la contratación de este servicio se proponen dos lotes: uno que abarcaría las provincias de Ávila, Segovia, Soria y Valladolid y el otro las de Burgos, León, Palencia, Salamanca y Zamora. El primer lote representa el 50,51 % de las horas totales de prestación del servicio en los últimos dos cursos, y el segundo lote el 49,49 % restante. El presupuesto se licitación se ha calculado teniendo en cuenta que el número de horas máximas contratadas para ambos cursos.

Los licitadores pueden concurrir y ser adjudicatarios de uno o de los dos lotes. El contrato se adjudicará por el procedimiento abierto ordinario. El programa ‘Madrugadores’ consiste en la ampliación del horario de apertura todos los días lectivos de los centros docentes públicos a partir de las 7.30 horas de la mañana, sin que su duración pueda superar los 90 minutos, salvo excepciones debidamente justificadas y se dirige a los escolares de segundo ciclo de Educación Infantil y Educación Primaria. En el curso actual, se desarrolla en 339 centros educativos de Castilla y León y cuenta con 1.001 cuidadores.

Por su parte, ‘Tardes en el Cole’ comprende desde la finalización de las clases por las tardes en centros con jornada partida o la finalización de las actividades extraescolares en los centros con jornada continua, sin que la duración del programa pueda superar los 60 minutos. Este programa también podrá desarrollarse en centros con jornada continua que no dispongan de comedor escolar cuando no se preste este servicio en el comedor de otro centro. En estos casos podrá ponerse en marcha desde que finaliza la actividad docente y con una duración máxima de 75 minutos y, durante los meses en que de acuerdo con el calendario escolar se haya aprobado una reducción de jornada, desde que terminan las clases y durante un máximo de 120 minutos, sin que la hora de finalización del programa excede las 15.15 horas. La Administración educativa autonómica señala que este programa de conciliación de la vida familiar y laboral se lleve a cabo en 12 colegios de Castilla y León, con 12 monitores.

Para ambos programas se ha establecido un número determinado de monitores de acuerdo con la siguiente proporción: un monitor hasta 18 alumnos participantes, dos cuidadores a partir de 18 (a los que se sumará otro adicional por cada 18 más) y un monitor hasta seis alumnos con necesidades educativas especiales. En este último caso, a partir de seis escolares se añadirá otro monitor adicional por cada seis alumnos.