Pontevedra, Ourense y Zamora se juegan sus opciones en unas últimas cinco jornadas de infarto

El curso futbolistico de la temporada 2023/24 va llegando a su fin y en el caso del Grupo I de la Segunda RFEF, la emoción está al rojo vivo ante la cantidad de sorpresas que aún se pueden dar, tanto en la parte alta, como en la pelea por la salvación.

Pontevedra, Ourense y Zamora buscan, en estas cinco jornadas, esa primera plaza que de el acceso a Primera RFEF sin necesidad de play-off. Con ambos equipos gallegos situados en 60 puntos, y con los rojiblancos en 57, se abre un abanico de opciones inmenso de resultados y carambolas.

PONTEVEDRA

Quien más de cara lo tiene es el Pontevedra. El equipo de Yago Iglesias cuenta con una ventaja entre sus dos perseguidores: de las cinco jornadas, tres son en Pasarón, y además, de momento cuenta con el goal average frente al Zamora y está a la espera de jugar contra el Ourense.

Aunque el domingo recibe al casi descendido Covadonga, las esperanzas de la parroquia rojiblanca pasan por las dos siguientes jornadas: la visita a San Lázaro para enfrentarse a un Compos que se juega el play-off, y recibe al Ourense, el otro equipo de la pomada. Dos pinchazos permitirían adelantar a los granates en caso de hacer los deberes.

En las dos últimas jornadas, la previsión es que los pontevedreses sumen seis puntos de seis. Tras el duelo ante el Ourense, visitan Abegondo para enfrentarse al Fabril, de la zona baja, y en la última jornada reciben en Pasarón a un Villalbés que hasta podría llegar descendido. Aunque eso sí, hay que recordar que Fabril y Villalbés son dos equipos imprevisibles, que, sin ir más lejos, no han perdido contra el Zamora ni en la ida ni en la vuelta.

A pesar de los duelos frente a Compos y Ourense, el camino del Pontevedra para alcanzar los 10 puntos que le restan para llegar a los 70 es, a priori, el más sencillo de los tres de la pelea.

ZAMORA C.F.

Tres salidas complicadas y dos duelos en el Ruta donde el favoritismo es plenamente rojiblanco. Eso es lo que le queda al Zamora en estas cinco jornadas. Si bien lo que viene es difícil, la realidad es que el Zamora es el mejor visitante del grupo, habiendo logrado 26 puntos lejos del Ruta en 14 partidos, y con la sensación de que siempre se ha sabido competir en las plazas más complicadas.

Las opciones pasan por solo permitirse un pinchazo, y a poder ser, con empate. Visita al Rayo Cantabria, jugándose el play-off, recibe a un Valladolid B que ahora mismo se encuentra en posiciones de play-out, y después, dos salidas consecutivas: el siempre complicado Miramar, con un Marino que querrá certificar la permanencia, y al Nuevo Ganzábal de Langreo, donde los mineros buscarán depender de sí mismos en la última para jugar el play-off.

El último duelo será en el Ruta de la Plata frente a una Arandina que, salvo un milagro de grandísima envergadura, llegará al Ruta con el descenso confirmado. Para alcanzar esos 70 puntos, habría que sumar 13 de 15.

OURENSE C.F. 

Completa la terna el Ourense, que, sobre el papel, es quien más complicado lo tiene. Al igual que el Zamora, le restan dos jornadas como local y tres como visitantes. En Oira, donde se ha mostrado intratable, la previsión es que sume seis de seis, ante Coruxo y Oviedo Vetusta.

Sin embargo, el tourmalette lo tiene lejos de la capital termal. Comienza visitando al Guijuelo, cuarto clasificado, y que también se juega la temporada: en caso de ganar a los gallegos, darían un paso de gigante a un play-off que el año pasado se les escapó en beneficio del Zamora y que seguro, este año quieren disputar.

La siguiente salida es la ya mencionada a Pasarón para enfrentarse al Pontevedra en lo que es el partido más destacado de este final de liga, y por último, visitará al Real Avilés, que en caso de jugarse sus opciones de play-off, también será un hueso durísimo de roer para el cuadro revelación de este año.

Parece sencillo pensar que los termales sumarán los seis puntos de casa, pero tendrían que sumar una victoria y un empate entre Guijuelo, Pontevedra y Avilés. Empresa complicada pero ni mucho menos imposible para un equipo que ha sorprendido a propios y a extraños y que, al igual que el Pontevedra, depende de sí mismo para llegar a Primera RFEF.

EMPATES A PUNTOS

En un final tan igualado, otra circunstancia a recordar es la posibilidad de que dos o los tres equipos finalicen en la primera plaza con empate a puntos. En el caso del Zamora, si es con el Pontevedra, subirían los gallegos por el goal average. Y si es con el Ourense, el premio sería rojiblanco por los mismos motivos.

En el caso de ambos gallegos, el enfrentamiento particular está por decidir, debido a que Pontevedra y Ourense aún se tienen que enfrentar en Pasarón. El que gane se lleva el duelo particular tras el 0-0 de la primera vuelta, y si hay empate, entraría en juego una diferencia de goles general en la que el equipo de Yago arrasa, pero que, no obstante, no se decidiría hasta la última jornada.

Por último, está la opción del triple empate entre los tres. En este escenario, también hay que esperar al duelo entre gallegos de la antepenúltima jornada. Si venciese el Pontevedra, sería el ganador de ese hipotético triple empate, al tener siete puntos en duelos particulares (tres ante el Zamora, y cuatro frente al Ourense). Los mismos puntos que tendría el Zamora (tres frente al Pontevedra, y cuatro frente al Ourense, pero con el goal average para los gallegos).

En caso de que el Pontevedra no sume de tres frente al Ourense, sería el Zamora quien se llevase el gato al agua en el triple empate, ya que nadie alcanzaría los siete puntos en esos duelos particulares.

En definitiva, un mes y una semana de emociones, calculadoras, radios y nervios, donde, al final de cada domingo, las aspiraciones pueden cambiar de forma drástica, y donde el fútbol de barro vuelvo a demostrar el encanto que tiene estando lejos de la élite.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí