La puesta en marcha de la nueva línea entre Madrid y Orense, con paradas en Zamora y Sanabria, se pondrá en marcha previsiblemente el 21 de diciembre

La ministra de Transportes, Movilidad y Agenda Urbana, Raquel Sánchez, participa el próximo lunes en el primer viaje de pruebas de la línea de alta velocidad entre Madrid y Galicia.  Un viaje que saldrá de Chamartín a las 8,30, llegará a la estación de Zamora a las 9,50 y parando en la estación de Otero de Sanabria llegará a Orense a las 11,08.

Viaje en pruebas que abre ya la puerta a la puesta en marcha del AVE entre Madrid y Galicia y que permitirá reducir los tiempos de viaje entre Zamora y la capital de España. Renfe maneja la fecha del 21 de diciembre para que empiece a funcionar la línea en su totalidad, una vez que se ha superado todas las pruebas de seguridad.

La conexión ferroviaria por AVE entre Madrid y Orense va a modificar tanto la frecuencia como los horarios de los trenes.

Desde el punto de vista positivo, hay que señalar que los viajes entre Madrid y Zamora van a reducir su duración, ya que algunos de los trayectos se realizarán en una hora y cinco minutos.

Además, aumenta también el número de trenes y se establecen diez viajes diarios en cada sentido.

Positivo se puede considerar también que el último tren de Madrid hacia Zamora retrasa su salida respecto al que hay actualmente y se establece un servicio a las 20,35 horas.

Sin embargo, la nueva reordenación ferroviaria que maneja Adif supone que Zamora pierde el tren madrugador propio tal y como estaba concebido hasta ahora. No sólo atrasa su salida desde las 7,05 hasta las 7,40 sino que no se tratará ya de un tren que sale desde Zamora sino que es un AVE que llega desde Orense, con lo que eso puede suponer de retrasos añadidos.

Además, el AVE pierde también la parada intermedia que tiene ahora la línea en Segovia.