La primera empresa a quien se otorgó el contrato renunció alegando que se ha sobrepasado los plazos legales para realizar la adjudicación

El Ayuntamiento de Zamora adjudicará en el pleno de finales de octubre el contrato de mantenimiento de parques y jardines, una vez que la primera empresa a quien se concedió ese contrato renunció a él al darse cuenta «de que se había equivocado al valorar los costes que suponía» y que no iban a poder ser asumidos en las condiciones ofrecidas por el Ayuntamiento y después de que se vaya a aceptar un recurso por haberse superado el plazo legal para hacer la concesión.

El concejal de de Contratación, Miguel Ángel Viñas, explicó este viernes que en el pleno del próximo 30 de septiembre se aprobará la pretensión de la primera empresa de retirar su oferta y hacerlo sin penalización y después se pedirá la documentación necesaria a la empresa que quedó en segundo lugar en el proceso de selección para que, en el plazo de diez días, complete su oferta y se pueda volver a adjudicar el servicio de parques y jardines en el pleno de finales de octubre.

Viñas reconoció que «es la primera vez que ocurre» que una empresa retira su oferta alegando que se han sobrepasado los plazos legales para hacerlo, como así ocurrió en este caso. El concejal justificó la demora de más de dos meses desde que se abrió la oferta económica de la empresa hasta que se adjudicó, ante la saturación de trabajo del funcionario encargado de hacerlo que, al mismo tiempo, estaba analizando la documentación del contrario de recogida de basuras y limpieza viaria.

El contrato de parques y jardines se adjudicará por tanto a la empresa que realizó una oferta de 50.000 euros más al año que la primera elegida. El contrato, uno de los más importantes de la ciudad, supone 1,6 millones de euros al año y tiene una vigencia de dos años y otros dos de prórroga.

El alcalde de Zamora, Francisco Guarido, señaló que es «normal» que en las adjudicaciones de contratos tan importantes se produzca este tipo de movimientos.