El concejal de Turismo, Cristoph Strieder, asegura que los organizadores de eventos cada vez buscan “algo más” que ofrecer a los congresistas aparte de entornos urbanos

El próximo reto del Ayuntamiento en materia turística pasa por incorporar el potencial ecoturista tanto de la ciudad como de la provincia a su oferta para congresos. Asi lo ha asegurado este viernes el concejal del área, Cristoph Strieder, para quien está claro que los organizadores de este tipo de eventos buscan “algo más” que entornos urbanos para sus reuniones.

Zamora en este sentido, ha señalado, es una ciudad privilegiada, dado que a escasos metros de su zona centro puede ofrecer espacios de gran valor medioambiental como Valorio o las márgenes del Duero.

Por eso, ha señalado Strider, es interesante complementar la tradicional oferta de la capital como sede de congresos, como son los hoteles o teatros, con la posibilidad de hacer rutas ornitológicas, de ver mariposas, o de simplemente cruzar el Duero en una barcaza.

El objetivo tiene que ser “ampliar la oferta” con todo tipo de elementos relacionados con el medioambiente y también con “nuevas experiencias” que incluyan actividades novedosas que lo mismo puedan ser participar en una jornada de pastoreo como navegar por el río.