Tendría un plaza de ejecución de dos años y su coste, 4,5 millones de euros, lo asumiría la empresa adjudicataria del servicio a cambio de asumir 40 años la gestión del parking

El alcalde de la capital, Francisco Guarido, ha presentado este miércoles el proyecto de viabilidad de un nuevo aparcamiento subterráneo para la ciudad. Estaría ubicado en el solar ocupado en la actualidad por la estación vieja de autobuses. Un espacio, ha dicho el alcalde, de 6.600 metros cuadrados donde los planes del consistorio pasan por la construcción de un edificio de oficinas municipales y de un parking subterráneo de cuatro plantas con un jardín en superficie.

El parking tendría un plazo de ejecución de dos años y un coste de 4,5 millones de euros. La financiación del proyecto correría a cargo de la empresa adjudicataria, que a cambio de asumir el coste de la construcción, se quedaría con la explotación del aparcamiento por 40 años.

El proyecto, elaborado para justificar la construcción del parking, vendría a compensar la eliminación de plazas de aparcamiento en superficie experimentado por la ciudad como consecuencia de los proyectos de peatonalización y también vendría a satisfacer las necesidades de aparcamiento surgidas por el aumento del número de vehículos que circulan por la capital.

Guarido explicó que la intención del ayuntamiento es que la construcción de este aparcamiento comience la próxima legislatura, lógicamente, cuando los bomberos abandonen el edificio. El parking serviría para cubrir las necesidades de aparcamiento de la zona norte de la ciudad, por lo que la intención del equipo de gobierno es la de plantear la construcción de otra infraestructura similar en la zona sur de la capital.

El estudio elaborado para justificar la construcción de este parking asegura que la demanda potencial en esta zona, Tres Cruces y La Marina sobre todo, sería de 429 plazas, entre las que contratarían los residentes de la zona para aparcar su vehículo de forma permanente, más las llamadas plazas de rotación, las que ocuparían los conductores que aparcan esporádicamente por la zona.

En la adjudicación del proyecto, ha explicado el alcalde, se valorará fundamentalmente que las tarifas propuestas para la explotación del parking por parte de la posible empresa adjudicataria sean lo más bajas posibles, de tal forma que los usuarios se vean beneficiados.