En principio está prevista la edificación de 40 viviendas en una parcela de 7.000 metros en el Alto de los Curas, aunque hay capacidad para más apartamentos

La Comisión de Hacienda que se celebrará mañana dictaminará la cesión por parte del Ayuntamiento a la Sociedad Pública de Infraestructura y Medio Ambiente de Castilla y León (SOMACYL) de una parcela de 7.000 metros cuadrados en la zona del Alto de los Curas, para la construcción de viviendas de alquiler social para jóvenes, tal y como aprobó la Junta de Gobierno Local celebrada el 29 de noviembre del pasado año.

La parcela está situada entre la calle Burgos y la carretera de Tordesillas, frente a las instalaciones de la Asociación de Vecinos de Vista Alegre, construidas recientemente por el Ayuntamiento.

La parcela, que está valorada en 1.653.000 euros se cederá gratuitamente por un elevado número de años. La parcela alcanza una posibilidad de edificación de hasta casi 14.000 metros cuadrados; si bien en principio se construirán 40 viviendas en una urbanización de carácter colaborativo, con varias zonas comunes y compartidas para su utilización por todos los inquilinos, en el futuro se podrían construir muchas más.

Se trata de un acuerdo muy importante para la ciudad, debido al fin al que van destinadas las viviendas, además de ser una zona residencial y bien situada para este tipo de dotaciones.

En la Comisión de Hacienda se dictaminará también el reglamento de uso y la nueva ordenanza de precios públicos de las instalaciones deportivas, que actualmente databa del año 1992, y que como novedades más destacadas crea la figura del abonado, incluye bonificaciones y amplía las horas de utilización de algunas pistas.

La previsión es que el Reglamento, una vez aprobado inicialmente en el Pleno, entre en vigor en verano, ya que el expediente debe someterse durante 30 días hábiles a exposición pública, y después resolver las posibles alegaciones en la siguiente sesión plenaria, seguir con la publicación definitiva y esperar otros 15 días para su entrada en vigor en verano, fecha que podría sufrir retrasos si no está listo el control de acceso que planea la Concejalía de Deportes a través de pulseras y códigos QR.