Se convierte en uno de los primeros consistorios de la región en implantar este servicio. Se implanta gracias a un acuerdo con la empresa Aquona

COVID-19 CITY SENTINEL es un observatorio digital para la monitorización de las aguas residuales que permitirá detectar posibles rebrotes del virus. El Ayuntamiento de Benavente y Aquona, empresa que gestiona la potabilización del agua en la ciudad, han puesto en marcha un proyecto de alerta temprana que permitirá detectar posibles rebrotes de la covid-19 a través de la vigilancia de las aguas residuales. De este modo, el consistorio benaventano se convierte en el primer municipio de la provincia de Zamora en contar con este sistema de alerta subterránea.

El proyecto COVID-19 CITY SENTINEL consiste en sectorizar el alcantarillado del municipio en zonas de influencia que ayuden a trazar el origen del SARS-CoV-2 cuando este sea detectado. Esta idea promovida por Suez en España, grupo de empresas al que Aquona pertenece, cuenta con la colaboración de un grupo de expertos, encabezados por el doctor Albert Bosch, especialista en virología acuática adscrito a la Universidad de Barcelona. A su vez, los laboratorios Labaqua, también perteneciente a Suez en España y especializados en implantación de técnicas de PCR para matrices ambientales, son capaces de entregar resultados fiables en menos de 48 horas usando marcadores genéticos de SARS-CoV-2 en aguas residuales, en las que el virus puede ser detectado y cuantificado.

Una vez que las muestras han sido recogidas y analizadas en el laboratorio, los resultados se transfieren de manera automática a una plataforma digital. El objetivo es poner a disposición del Ayuntamiento de Benavente una herramienta de detección de SARSCoV-2 en aguas residuales para facilitar la toma de decisiones, aunando el conocimiento de la empresa en cuanto a operación avanzada en redes y en técnicas rápidas de detección de patógenos, con los datos y experiencia de años en vigilancia epidemiológica. De esta manera, el consistorio tendrá toda la información para valorar los posibles brotes o focos de la epidemia, evaluar las necesidades de dispositivos de atención ciudadana y realizar un seguimiento más cercano a la población de riesgo.

“Con la implantación de este sistema innovador queremos estar a la vanguardia en la aplicación de métodos y sistemas para la detección y el rastreo del virus COVID-19” ha declarado el alcalde de Benavente, Luciano Huerga, quien añadía que: “la implantación de este sistema para proteger nuestra ciudad y a nuestros vecinos supone una medida más, pero no una medida cualquiera, en la materialización del compromiso municipal con la  salud y la seguridad pública. Además, nos servirá para colaborar con las autoridades sanitarias competentes de la Junta a la hora de facilitarle nuestros datos y ayudar en su caso en las labores de rastreo y detección de posibles casos COVID-19”.

Por último, Huerga reconocía que la implantación de este sistema coloca a la ciudad de Benavente a la vanguardia de ciudades comprometidas con la salud pública que están adoptando estrategias basadas en soluciones innovadoras gracias a la colaboración de Aquona, empresa concesionaria del servicio de aguas, perteneciente a un grupo empresarial con más de 20 años de experiencia en la vigilancia epidemiológica en aguas residuales.