El Partido Animalista ha denunciado que en el pueblo hay un grupo de vecinos que se dedica a «perseguir y destrozar gatos»

El ayuntamiento de Piedrahíta de Castro ha emitido hoy un comunicado en respuesta a las acusaciones realizadas por el Partido Animalista PACMA en la que afirmaban que en la localidad zamorana un conjunto de vecinos “había adoptado como pasatiempo perseguir y destrozar a los gatos que allí se encuentran con perros y escopetas de perdigones”.

PACMA aseguraba que la situación no es nueva, pero la agresión al vehículo de una de las gestoras de la colonia felina local, que ha menguado un 50% en los últimos años, fue determinante para realizar la denuncia pública. Unos hechos que tuvieron lugar el pasado 8 de agosto cuando la gestora acudió a la llamada de un vecino que aseguraba que uno de los animales se encontraba en peligro.

“A su llegada, un grupo de vecinos se abalanzó sobre el vehículo de la afectada, que tuvo que ser atendida por los servicios de emergencia, rompiéndole la luna frontal. Los hechos acabaron en denuncia ante la Guardia Civil y en este momento el expediente se encuentra a la espera de resolución”, relatan desde PACMA. Además, han recordado que uno de los concejales del pueblo, está siendo investigado “por soltar, presuntamente, a su perra con la intención de que cazase a una gata embarazada que finalmente murió desangrada como consecuencia del ataque”.

El Ayuntamiento de Piedrahíta de Castro ha expresado su condena “rotunda” ante el hecho sucedido en la madrugada del 15 al 16 del pasado mes de agosto tras la aparición del cadáver de un gato en la puerta de un vecino de esta localidad y señalan que a día de hoy “no tiene constancia alguna de la existencia de ninguna cacería organizada, ni grupo de personas que se esté dedicando a cazar o matar gatos en la localidad”.

Respecto a las acusaciones vertidas contra uno de los concejales del equipo de gobierno, apelan a su derecho de defensa y a la presunción de inocencia ya que la situación se encuentra judicializada.

“Ante el acoso, insultos, injurias  y amenazas recibidas  en redes sociales en los últimos días, y que están padeciendo tanto los vecinos del pueblo, como los  miembros del propio del Ayuntamiento,  nos reservamos el derecho a emprender acciones legales, que haremos públicas en su debido momento”, añaden.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí