La oposición había pedido un cambio de fechas

A raíz de la petición de los Concejales de Futuro y la edil no adscrita en el Ayuntamiento de Puebla de Sanabria, y en contestación al escrito presentado con fecha 7 de mayo de 2024, solicitando al equipo de Gobierno una consulta a los/las vecinos/as del municipio, proponiendo la modificación de la fecha de celebración del Mercado Medieval y que este “pase a celebrarse o el último fin de semana de julio o el primero de agosto para ir posteriormente modificando fechas hasta que se encuentre un equilibrio para mercaderes visitante y vecinos”,  el equipo  de Gobierno del consistorio sanabrés ha asegurado que:

“Tal y como se explicó en el Pleno celebrado el pasado mes de marzo, estamos todos de acuerdo que nuestro Mercado Medieval es uno de los eventos más importantes de promoción turística apareciendo en todas las clasificaciones o listados de los mejores Mercados Medievales de España.

Un cambio de fecha, de ser posible, puede provocar un efecto no deseado y que el Mercado desaparezca; gracias al 15 de agosto hay muchas empresas que quieren organizar el Mercado Medieval en Puebla y pagan por ello, el cambio de fechas conseguiría todo lo contrario, que “ni se peguen”, ni paguen por venir. Además, nuestro mercado ha sido declarado Fiesta de Interés Turístico Regional en 2017 y esto es muy importante y la fecha elegida tiene mucho que ver.

Algunos de los requisitos que estas fiestas deben de cumplir, tal y como refleja la Orden de 14 de marzo de 1995, de la Consejería de Cultura y Turismo, por la que se regula la declaración de Fiestas de Interés Turístico de Castilla y León (BOCYL nº 58, de 24 de marzo de 1995) serán “la calidad de los actos que configuren la celebración”, la “capacidad para la atracción de visitantes de fuera de la Región” y la “celebración de forma periódica y en fecha fácilmente determinable”. Esto choca frontalmente con el planteamiento que nos hacen de “posteriormente ir modificando fechas hasta que se encuentre un equilibrio para mercaderes y visitantes y vecinos”.

También, en su art. 8.1 se informa que la declaración de “Fiesta de Interés Turístico de Castilla y León” tendrá carácter indefinido. No obstante, el Consejero de Cultura y Turismo podrá revocar dicha declaración siempre que hayan dejado de concurrir las características y circunstancias en las cuales se basó el otorgamiento”.

En las fechas que indican o en otras, se pueden hacer, como hemos propuesto, otras ferias o eventos y estamos abiertos a su estudio, sin modificar y arriesgar un mercado de prestigio que ya está asentado en todos los circuitos nacionales.

Tenemos el convencimiento de que el 15 de agosto es la fecha más adecuada y así nos lo transmiten tanto las empresas más importantes organizadoras de este tipo de eventos, como artesanos/as de nuestro propio municipio que acuden a Mercados Medievales por toda España y nos aseguran que ese cambio de fecha sería un grave error.

El intento de trasladar el Mercado a las fechas que nos proponen, aparte de significar una disminución de visitantes, no tendríamos la garantía de poder llevarlo a cabo, al coincidir con otros mercados existentes en España que tienen sus fechas muy consolidadas.

Si el objetivo inicial de este evento, hace 27 años, era atraer al turismo a nuestro municipio, poniendo en valor el patrimonio arquitectónico recuperado, además de dinamizar el Conjunto Histórico, buscando para ello una fecha que posibilitara la mayor afluencia de visitantes, carece de sentido que logrado el objetivo buscado ahora se pretenda eliminar. Recordemos, además, que el día 15 de agosto es la festividad de la Virgen del Azogue, Patrona de Puebla de Sanabria.

Hemos conseguido ponernos a la altura de localidades con mucha mayor población que la nuestra, como pueden ser:

  • Balmaseda: 7.500 habitantes y situada a 32 kilómetros de Bilbao (346.903 habitantes).
  • Ávila: 57.741 habitantes.
  • Alcalá de Henares: 200.00 habitantes. Situada a 41 kilómetros de Madrid.
  • Ibiza: 52.000 habitantes.
  • Cáceres: 96.000 habitantes.
  • A Coruña: 247.000 habitantes.

A ninguna de estas localidades se les ha ocurrido cambiar sus fechas porque tengan muchos visitantes, que es la razón principal de lo que se nos propone.

Estos ejemplos reflejan el indiscutible mérito que ha tenido y tiene, que una Villa que no llega a los 1.500 habitantes, y cuyo mayor núcleo de población y más cercano es Bragança (a unos 45 kilómetros), haya conseguido que una actividad, en este caso un Mercado Medieval, esté posicionado como unos de los mejores de España.

Como se ha informado en Pleno, el cambio de fechas supone una notable disminución de la calidad global del Mercado:

  • Durante los primeros años de su celebración, el Ayuntamiento pagaba a las empresas organizadoras, y debido a la afluencia de visitantes y a la importancia que el Mercado iba adquiriendo, el Ayuntamiento consigue la organización del evento a coste cero manteniendo su calidad, logrando en los últimos años que la empresa nos abone un canon por organizarlo.
  • A ese canon se le suma la aportación económica que llega desde el Patronato de Turismo de Zamora, desde que está declarado Fiesta de Interés Turístico de Castilla y León.
  • La razón que también se esgrime con relación a las molestias que ocasiona a los vecinos/as, es evidente que no se evitarían con un cambio de fecha, salvo que lo que se pretenda sea un evento mucho más pequeño y con menos visitantes.

Nuestra experiencia después de 27 años organizando el Mercado Medieval, visitando otros Mercados Medievales de muchos puntos de España, hablando con artesanos/as (tanto locales como de otras zonas), contactando y recibiendo llamadas de las empresas organizadoras de Mercados, nos dice que un cambio de fecha afectaría irremediablemente a su calidad y que la mejor fecha, ya consolidada, para celebrar el Mercado Medieval de Puebla de Sanabria gira en torno al 15 de agosto.

Y, por último, la consulta popular es un mecanismo de participación ciudadana en el cual se convoca al pueblo para que decida sobre un tema de vital importancia para la ciudadanía. Nos encontramos ante una solicitud de unos actos que, a nuestro entender, no tienen la trascendencia debida, ni reúnen las condiciones que se requieren para efectuarla, y en cuanto al método propuesto (votación en página web), supondría una clara discriminación tecnológica y escasas garantías de fiabilidad.

 

 

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí