Acusan a Juventudes Socialistas de “sectarios”, “electoralistas” y dicen que acusar al equipo de gobierno de no respetar a las víctimas del franquismo es “incomprensible»

Respecto a las declaraciones realizadas por las Juventudes Socialistas de Zamora en relación con la nueva cruz que el Ayuntamiento va a instalar en el cementerio municipal de Zamora y a las inexplicables acusaciones que realizan sobre el equipo de gobierno actual, afirmando que se va a poner otra vez ‘la cruz de los caídos’, desde el Ayuntamiento se ha querido aclarar este martes que “no se trata realmente de una nueva cruz, sino la sustitución de la que ya existía y que tuvo que ser derribada hace meses por motivos de seguridad ya que se encontraba en estado deplorable, y que se ha encargado a un escultor zamorano de reconocido prestigio, como es Coomonte, con un presupuesto de 18.000 euros. Si bien la actual cruz formó parte en su día, al igual que la ‘puerta del pescado’ del monumento homenaje a ‘los caídos’ que se encontraba en el parque de San Martín, dicho monumento se desmanteló en el año 2.000, trasladándose la puerta del pescado a la rotonda del cementerio y la cruz a su interior, eliminando todas las imágenes y alusiones a la dictadura franquista, pasando a ser dos elementos de la arquitectura del municipio”.

Cuando dicen que «a las víctimas no se las defiende con palabras vacías, sino con hechos y políticas públicas por la justicia y reparación», precisamente es lo que ha hecho el equipo de gobierno actual, reconociendo a todos los depurados en el Ayuntamiento y cargos políticos cesados en el año 36, quitando las medallas y reconocimientos a todos los franquistas, y cambiando algunos nombres de calles, llevando a cabo actuaciones sobre Memoria Histórica que otros, en mandatos anteriores, no tuvieron disposición de realizar. Además, el equipo de gobierno agilizó en el mandato pasado la solicitud presentada por diferentes organizaciones sociales para la colocación de un monolito en recuerdo de los represaliados del franquismo en la plaza del Mercado, y actualmente se está elaborando un proyecto para el arreglo del osario del cementerio en el que está previsto algún tipo de distinción en recuerdo de las personas asesinadas por el franquismo.

«Insinuar que el equipo de gobierno actual no tiene respeto a las víctimas del franquismo es incomprensible. Semejantes afirmaciones son sectarias y totalmente fuera de lugar, cargadas de electoralismo y con una absoluta falta de respeto hacia la diversidad ideológica de nuestra ciudad. Ese respeto a la diversidad ha sido precisamente la nota característica del grupo de gobierno actual y su alcalde durante estos años» señalan desde el equipo de gobierno.

Dentro de las actuaciones llevadas a cabo en el cementerio también se han construido tumbas para musulmanes con las características propias de su religión, en la actualidad ya no hay un capellán de una determinada religión, sino que pueden realizarse actos religiosos diversos e independientes, se está reparando el retablo de la capilla, se han realizado diversas obras de ampliación y  modernización, se ha reservado un rincón especial para enterrar a los bebes nonatos y, efectivamente, se va a poner una cruz construida por Coomonte en el mismo lugar de la que fue derribada por motivos de seguridad hace unos meses. «Parece vergonzoso que alguien pueda decir que es otra ‘cruz de los caídos’ cuando pretende ser una cruz de los zamoranos que profesan una determinada religión, como es la católica» afirman desde el Ayuntamiento.

Las declaraciones vertidas por la organización juvenil socialista, dicen desde el equipo gobierno,  «no atacan al alcalde, atacan a la sociedad zamorana, una sociedad plural, y atacan a los sentimientos de esa sociedad respecto a sus seres queridos que descansan en el cementerio municipal».