Sostienen que la no retirada de excrementos y orines suponen un problema de insalubridad en la vía pública y de corrosión en sus elementos

El Ayuntamiento de Zamora lanza una campaña de comunicación con el fin de concienciar a dueños de los canes a evitar comportamientos incívicos con respecto a los excrementos y orines de estos animales. El concejal de Participación Ciudadana, Pablo Novo, afirma que «afortunadamente, es un grupo reducido de dueños», pero cuyos comportamientos traen consecuencias tanto a la población como a lo material.

En este sentido, la campaña, que durante la semana que viene saldrá en todos los medios de comunicación, busca educar a estos dueños para que cesen estos comportamientos, y además, huyan también de las sanciones económicas, las cuales pueden superar los 500 euros en función de la gravedad.

Por ello, esta iniciativa pondrá a disposición de todos estos dueños dos elementos: un pulverizador, para que, mediante la aplicación de agua y vinagre en el orín del perro, se evite la corrosión de los elementos de la calle. Y además, un hueso de juguete para adiestrar al animal. Estos enseres se pueden retirar a partir del martes en la Alhóndiga, aportando el número de identificación del animal.

Tal y como recordó Pablo Novo, la corrosión que provocan los orines y excrementos de los perros pueden acarrear peligros. Y es que, en la Calle Fray Toribio de Motolimia ha sido necesario sustituir una farola, ya que la corrosión de la base, consecuencia de estos restos biológicos, hacía que entrase en riesgo de derrumbe. Por ello, se llama una vez más a la responsabilidad y a evitar estos comportamientos insalubres y peligrosos.

 

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí