El 25 de noviembre se celebra el Día Internacional de la Eliminación de la Violencia contra la Mujer

El Ayuntamiento de Zamora, a través de la Concejalía de Igualdad, se mantiene fiel a su compromiso contra el machismo, por una sociedad más libre y respetuosa. Por eso, este año ha sacado dos campañas. La primera: “Que la mascarilla no te impida ver el bosque” muestra que detrás del Covid-19 hay muchos otros problemas sociales que han quedado relegados a un segundo plano cuando no directamente olvidados. La pandemia es el único tema de conversación y los medios de comunicación no hablan de otra cosa. Esta campaña está colocada en seis mupis de la ciudad con los cuales se puede interactuar gracias a la realidad virtual a través del teléfono móvil.

La segunda campaña: “El machista eres tú”, se centra en la necesidad de evitar prejuicios y llamar a las cosas por su nombre. En ocasiones, un hombre piensa que el machista de manual es aquel que quiere que las mujeres se queden en casa cuidando de los niños y que sea el hombre el encargado de trabajar fuera del hogar para llevar el dinero a casa. Este pensamiento retrógrado es machista, pero no lo es menos pensar que tu jefa es tu jefa por ser mujer y no por su valía profesional.

Lo mismo ocurre en los otros casos representados en la campaña. Identificamos el machismo con frases y comportamientos que están desfasados como “por qué no está hecha mi comida” o “con esa falda no sales de casa”, machistas, desde luego, pero no se puede pasar por alto que descuidar las tareas y cuidados del hogar por pensar que son responsabilidad de la mujer, o controlar el móvil de tu pareja para ver con quién habla, son actitudes igualmente machistas que deben ser erradicadas. La campaña se emitirá en las radios locales de Zamora

Redes Sociales

Las campañas tendrán su propio recorrido a través de las redes sociales de la Concejalía de Igualdad, Bravas y Mixtas, donde el esfuerzo está centrado en educar y fomentar una sociedad más respetuosa, tolerante y libre. El objetivo es conectar con un público más joven a través de Facebook e Instagram, con mayores inquietudes en torno al feminismo y que sirva para modificar hábitos sociales que siguen fomentando los micromachismos y, por extensión, la violencia contra las mujeres.