Esta nueva actuación supone una inversión de más de 400.000 euros

La Concejalía de Urbanismo, Obras y Medioambiente ha comenzado las obras de la fase IV de renovación del alumbrado público en los barrios de San Lázaro y San José Obrero. La obra, que cuenta con una inversión de 419.820,10 euros y tiene un plazo de ejecución de cuatro meses, supondrá la renovación a led de un total de 141 puntos de luz, situados en las calles de Andavías, Cañada de las Merinas, Conde de Fuentes, Encomienda, Losacio, Montamarta, Nª Señora de las Mercedes, Remesal, San Lázaro, Tábara, Valcabado y Valdeinfantas.

Además se sustituirán 125 soportes y farolas, 84 de las cuales serán nuevas columnas de alumbrado de 8 metros de altura; así como la acometida de algunos tramos de tendido subterráneo, la dotación de un nuevo cuadro de control y otros elementos complementarios. En las fases anteriores se ha renovado ya el alumbrado en otras cincuenta calles de ambos barrios, con la sustitución de más de medio millar de puntos de luz, lo que supone un ahorro energético y una reducción de emisiones contaminantes a la atmósfera de alrededor del 50%.

Con estas obras, el Ayuntamiento ha mejorado las condiciones lumínicas en estos dos barrios, adaptándolas a la normativa actual; sustituyendo las luminarias descatalogadas por otras de tecnología led con lentes y reflectores con mejores rendimientos e índices cromáticos; disminuyendo la potencia, el consumo y las emisiones de CO2 a la vez que se mejora la visibilidad; reduciendo la contaminación lumínica; reubicando puntos de luz; e instalando nuevos puntos de luz en zonas en las que no existían.

Se trata de un paso más en el proceso de renovación integral del alumbrado público de la ciudad, para sustituir las viejas luminarias, muchas de ellas con más de treinta años de antigüedad y en su mayoría de vapor de sodio que causan un mayor consumo energético y producen una mayor emisión de CO2, por los más modernos focos de leds que reducen a la mitad el consumo con una mejora de la eficiencia energética y una reducción de emisiones contaminantes muy considerable.

El objetivo de esta actuación es el de mejorar las condiciones lumínicas, sustituyendo las antiguas luminarias por otras de tecnología led con lentes y reflectores más adecuados, con mejora de rendimientos e índice cromático, que permiten disminuir considerablemente la potencia, el consumo y las emisiones de CO2; algo especialmente importante en estos momentos en los que el coste de la energía se ha disparado y existe una mayor concienciación medioambiental, pues se reduce la utilización de elementos nocivos para el medio ambiente y se controla la contaminación lumínica.

En este sentido, son numerosas las actuaciones que ha llevado a cabo el equipo de gobierno municipal, como las realizadas en los barrios de San José Obrero, San Lázaro, San Ramón y Villagodio, en tramos de las márgenes del Duero, en las Tres Cruces, en la avenida de la Feria, en las pistas deportivas de la ciudad, en los jardines del Castillo o en la calle San Torcuato, que unidas a esta última suponen una inversión cercana a los 2,5 millones de euros. A estas intervenciones hay que unir otras ya previstas con nuevos proyectos en la zona centro, en el barrio de la Candelaria, o en las calles Magallanes, Arapiles y Plaza de Cristo Rey, que supondrán una inversión de más de un millón de euros y continuarán reduciendo los costes energéticos, a la vez de ser más respetuosos con el medioambiente.