El equipo de gobierno considera que esta buena situación económica permitirá afrontar “inversiones presentes y futuras”

El Ayuntamiento de Zamora cerró sus cuentas del año 2023 con un superávit de 11 millones de euros. El concejal de Hacienda, Diego Bernardo, ha hecho este miércoles un repaso a las principales cifras macroeconómicas de un consistorio del que ha asegurado goza de una situación económica “saneada” que le permitirá afrontar “inversiones presentes y futuras” en los próximos años.

Bernardo ha explicado que el Ayuntamiento en 2023 tuvo unos ingresos de 77 millones de euros, y unos gastos, gracias a las políticas de contención aplicadas por el equipo de gobierno, de 68,3 millones de euros.

Unos gastos que han crecido de forma imparable, pero “contenida” para pasar de los 50 millones de euros del año 2015 a los 68 millones del año pasado.

El capítulo de Personal se llevó en 2023 más de 23 millones de euros, por debajo de los 32 millones que se gastaron en bienes y la prestación de servicios. Las inversiones reales ascendieron a los 7,4 millones de euros y las transferencias corrientes a 4,2 millones de euros.

La mayor parte de los ingresos obtenidos por el Ayuntamiento han provenido de los impuestos directos, hasta 28,7 millones de euros, seguido de las transferencias corrientes con 21,9 millones, y las tasas y precios públicos con 14 millones.

Con estos fondos el consistorio ha ejecutado o ejecuta en la actualidad proyectos como la remodelación del Puente de Piedra y de la Avenida del Ferrocarril, el vaso del piscina municipal, el museo pedagógico, Banco de España, el Museo de Semana Santa, el Parque de Bomberos, el Centro Cívico, la pista de BMX, las tumbas del cementerio o la nueva perrera.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí