Los pistacho mejoraron su anotación, pero no pudieron hacer nada ante la efectividad de los catalanes

El Balonmano Zamora sigue en su subida de sensaciones, pero lamentablemente, no va a ser suficiente para salvar la categoría. El mercado de invierno ha mejorado notoriamente la cara de un equipo que parecía desahuciado, pero que, si nada lo remedia, va a quedarse muy lejos de competir la permanencia.

El partido fue el esperado: un equipo bien plantado como el Balonmano Zamora ante el máximo anotador de la competición. La clave pasaba por hacerse fuertes en defensa, empujados por un Ángel Nieto hasta la bandera, pero la realidad es que el filial blaugrana se llevó una ventaja de seis tantos al descanso (12-18).

Tras el descanso, momento en el cual los jugadores y entrenadores de las categorías inferiores del club conformaron un mapa gigante de la provincia de Zamora vestido con la Seña Bermeja, el Balonmano Zamora trató de reducir las distancias, pero fue inviable. A pesar de que ofensivamente se mejoró, con un Paulo más que acertado, el Barça siguió anotando en prácticamente cada jugada.

Solo en los últimos 5 minutos el cuadro pistacho estuvo cerco de puntuar, cuando consiguió reducir la diferencia a dos goles, pero, con la presión en el cogote, los visitantes terminaron por escaparse, venciendo de cuatro goles a un Balonmano Zamora que sigue mejorando su imagen, pero que prácticamente dice adiós a cualquier aspiración de permanencia.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí