Los pistacho quieren sumar dos puntos más para alejarse un poco más del descenso

Con el descenso en juego, pero con una buena racha de resultados, el BM Zamora afronta este fin de semana otro difícil partidos frente a Bordils. El conjunto catalán visitará un Angel Nieto donde de nuevo el público volverá a empujar al equipo en busca de la victoria.

“Los jugadores están muy motivados, deseando jugar ante la afición y que el público se convierta en ese octavo jugadores que nos ponga un poco más fácil la victoria”, ha señalado este jueves el entrenador pistacho, Ricardo Margareto.

Unos puntos en juego que son vitales para poner tierra de por medio con los puestos de descenso. “Ganar nos permitiría sumar unos puntos que nos podría permitir jugar con más tranquilidad en las próximas jornadas”, ha señalado el entrenador.

Con respecto a Bordils, Margareto considera que se trata de un “equipo muy peligroso”, con una defensa muy cambiante, con un ataque con jugadores con mucha experiencia y con unos extremos que son los máximos goleadores del equipo.

El conjunto catalán vendrá a Zamora a seguir sumando puntos tras ganar la pasada semana. “Nos lo van a poner difícil”, pero los jugadores están convencidos de poder seguir con a buena dinámica de las últimas semanas.