Jacob Round y Saulo Hernández atendieron a los medios en la previa al partido decisivo

El C.B. Zamora cuenta las horas para el partido definitivo de la temporada. Tras la victoria por 60-69, el club azul está a solo un paso de hacer historia y llegar por primera vez a LEB Oro, pero para eso hay que rematar ante Cartagena.

Jacob Round llamó a la cautela. Asegura que «vamos a competir como un partido más que hay que ganar, porque si ganamos, ganaremos la eliminatoria». En este sentido, aseguro «que apenas hay presión, lo vemos como una oportunidad. Tendremos enfrente a un equipo que nos va a exigir nuestra mejor versión. Es un privilegio».

Para facilitarlo estará el empuje de la afición. Con un Ángel Nieto lleno hasta la bandera, el inglés no cree que sea un problema: «La afición siempre da un plus. Siempre nos da algo. Este partido no será distinto. Incluso un poco más con toda la ilusión del ascenso».

Por su parte, el entrenador, Saulo Hernández, se mostró molesto con los comentarios que se escuchan tanto en medios como en Zamora sobre la expectativa de ascenso ante el resultado de ida. Hernández quiso recordar que nueve puntos en una eliminatoria de estas características es «anecdótico».

Aseguró el entrenador que, si se pierde, «no será por exceso de confianza. Lo hemos hablado muchos meses durante la temporada. Por supuesto que Cartagena se lo puede llevar, ojalá que no, pero no será por llevar el pecho hinchado».

Respecto al duelo, Saulo espera un partido similar al de la ida, y se mostró confiante, y es que, con todo lo que ha conseguido y logrado el C.B. Zamora en estos meses, el club parece más que preparado para dar el salto.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí