Según la Fiscalía, existen indicios que señalan que, en el reparto de los pastos de los bienes comunales que pertenecen al municipio, ha podido verse beneficiado algún familiar del ex alcalde

El candidato a la alcaldía de la localidad sayaguesa de Luelmo por Podemos en las pasadas elecciones municipales, Miguel Guerra, declarará ante el Juzgado de Primera Instancia e Instrucción número 3 el próximo miércoles 14 de febrero a las 11:00 horas en la causa por presunto delito de prevaricación administrativa cometido por los integrantes del Ayuntamiento de Luelmo, en la anterior legislatura, con su alcalde Eladio de Pedro Blanco del Partido Popular (PP) a la cabeza y la connivencia de los concejales de este partido, del concejal del PSOE, hoy en las filas de VOX y el ya exconcejal del PREPAL.

Según la Fiscalía, existen indicios que señalan que, en el reparto de los pastos de los bienes comunales que pertenecen al municipio, ha podido verse beneficiado algún familiar de Eladio de Pedro. La formación morada, “ante los pasos que sigue dando la Justicia” exige la dimisión inmediata de Eladio de Pedro Blanco y consideran al Partido Popular “responsable de mantener a personas como ésta al frente de nuestras instituciones y de no aplicar el propio código ético del que se han dotado, siendo partícipes y máximos responsables de las prácticas corruptas que pueden cometerse en nuestros ayuntamientos”.

Podemos Zamora no deja pasar la oportunidad de denunciar el uso de las Ordenanzas Municipales para hacer imposible la incorporación de nuevos pobladores al municipio, “sus condiciones hacen inviable la incorporación de nuevos ganaderos de extensivo dado que para disponer de pastos del común es condición inexcusable estar empadronado dos años en el municipio, esto, según parece, siempre y cuando no seas familiar directo de algún miembro del Ayuntamiento” y reclama que la única exigencia sea estar empadronados con una residencia efectiva en el municipio.

Por otra parte, desde Podemos Zamora aprovechan la comunicación para mostrar el total apoyo “a las pequeñas explotaciones agrícolas y sobre todo de ganadería extensiva, que sirven para mantener la vida en nuestros pueblos y que trabajan cada día para preservar el territorio y su biodiversidad ante la amenaza de la agroindustria, las macrogranjas y la instalación de polígonos industriales en nuestros montes para la producción de energías que no generan riqueza”.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí