El cuadro de Saulo Hernández estuvo a punto de voltear en la segunda parte los diez puntos de diferencia al descanso, pero se quedaron a una canasta de forzar la prórroga

El CB Zamora es humano, y por lo tanto, mortal. Tras un inicio inmaculado de competición, con siete victorias en siete jornadas, era el turno de recibir al siempre complicado Almansa. El cuadro manchego es uno de los gallitos y candidatos al ascenso, y hoy mostró en Zamora los argumentos para llevar esa etiqueta, infligiendo la primera derrota de los zamoranos.

Aún así, el primer cuarto fue de lo más igualado. Los Pauksté, Buckingham y Round mantuvieron igualado el primer tramo de partido, que finalizó con tres puntos de diferencia (18-21), a merced de un triple visitante en la última jugada, ya cuando sonaba la bocina. Fue en el segundo cuarto donde se desniveló el duelo. Tres triples consecutivos del cuadro de Almansa, sumado a una canasta más, pusieron un parcial de 0-11 en los primero compases de segundo cuarto. A la eficiencia ofensiva del rival se le añadió la falta de acierto de los de Saulo, que vieron como al descanso la desventaja era de diez puntos (32-42).

En la segunda entrega el guion cambió completamente. A pesar de que se mantuvo la ventaja en los primeros minutos, la defensa zamorana empezó a mostrarse férrea, y la anotación visitante no fue continua como lo venía siendo hasta el momento. Con un parcial de 23-20, la ventaja se redujo a siete puntos, pero las sensaciones empezaron a ser realmente buenas (55-62)

Los zamoranos afrontaron el último cuarto con la sensación de que no había nada que perder. Y a punto estuvieron de lograr una machada épica. Dos canastas, una de Powell, y otra de Shelist pusieron el partido en una diferencia de tres puntos, la más corta hasta el momento. Incluso, Peris no acertó en un lanzamiento de tres puntos que pudo suponer la primera ventaja. Powell fue el que pudo desnivelar la balanza, pero se mostró especialmente errático hoy, lo que supuso perder las opciones de victoria de un CB Zamora que se quedó a dos puntos, porque Buckingham tuvo un triple, pero lo escupió el aro para evitar el delirio en el Ángel Nieto.

De esta manera, con el 77-79 definitivo, el CB Zamora sufre su primera derrota, pero mantiene el liderato un colchón considerable de dos partidos respecto al segundo, el propio Almansa, que escala en la tabla tras la victoria sufrida de hoy.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí