Este sábado a las 20:00 horas

Tras el buen arranque del Zamora Enamora en el inicio de liga, dónde ha sumado dos victorias en los primeros tres encuentros, los zamoranos reciben en «su casa» a un Ponferrada, segundo en la clasificación, que luchará por mantener su imbatibilidad y asentarse en los primeros puestos de la clasificación.

Tras la ajustada derrota en Zornotza (72 – 68) en la visita del Zamora Enamora a Vizcaya durante la pasada jornada, los de Saulo Hernández buscarán una nueva victoria ante su público. Enfrente, un equipo tremendamente complicado, que apuesta por un baloncesto atractivo y anotador basado en el talento de su plantilla.

El equipo dirigido por David Barrio desembarca en Ángel Nieto con pleno de victorias, empatado con algunos de los buques insignia de la categoría como son el propio Zornotza, Alega Cantabria o Hereda San Pablo, todos ellos con un arranque de temporada inmaculado (3 – 0).

Los ponferradinos sólo conocen la victoria en las primeras tres jornadas gracias a las victorias ante DAMEX UDEA Algeciras (90 – 62), Círculo Gijón (77 – 80) y Reina Yogur Clavijo (95 – 69) en la última jornada. Es decir, no sólo ganan, si no que han «arrasado» en dos de esos tres partidos, sacando de la pista a equipos consolidados en la categoría. De ahí que se presenten en el pabellón zamorano siendo el primer equipo del grupo en varias categorías (puntos anotados, valoración conjunta, robos de balón…).
Destacan sobremanera los nacionales Jorge Martínez y Guillermo Mulero, además del norteamericano Adam Fravert, que lleva encestados 11 triples en sólo tres encuentros. Pero por encima de individualidades, lo que más destaca es la manera de jugar y competir.

Por su parte, el Zamora Enamora (que continúa en la búsqueda de un pivot que añada centímetros en la pintura), no podrá contar casi con seguridad con Malik Maitland, que sufrió una lesión en la mano durante la primera parte del encuentro en Vizcaya, y seguro con el alero Manu Vázquez, aún en recuperación de la lesión sufrida en la pretemporada.

Cabe mencionar que desde el club se espera un buen ambiente en el pabellón, al que ha invitado, como en cada jornada a todos los jugadores y jugadoras de sus proyectos formativos que suman más de 200 familias entre Escuela de Baloncesto, Equipos autonómicos y Colegios en los que está presente. Además, contará con la participación  en el descanso de un equipo de animación y partido de cantera durante el descanso, eventos que se suman, por supuesto, a la esperada Rifa Oblanca del descanso.

Se espera también la llegada de aficionados de Ponferrada, dada la rivalidad existente en estos derbis, que permitan empezar a recuperar una normalidad en el Pabellón Ángel Nieto.