Durante la reunión se ha reafirmado la importancia de la coordinación para luchar contra las agresiones

El Colegio Oficial de Médicos de Zamora ha acogido el pasado martes una reunión con los interlocutores policiales provinciales sanitarios que se encargan del operativo destinado a la prevención, seguimiento y actuación frente a agresiones a profesionales sanitarios de la provincia. Los interlocutores han explicado en qué consiste esta figura, qué protocolos deben seguir y dónde dirigirse en caso de verse expuestos a una situación de amenaza o de violencia verbal o física en el ejercicio de su actividad asistencial.

Esta labor de interlocución se lleva a cabo en coordinación con la Subdelegación del Gobierno y los Colegios de Médicos, así como en permanente contacto también con las autoridades territoriales y está asignada normativamente a las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado, con un representante por parte de Policía Nacional y otro de Guardia Civil.

El acto ha contado con las intervenciones de la Vicepresidenta segunda; del Secretario General y de la Vicesecretaria del Colegio de Médicos, Dulce Caballero, Luis Alfonso Pérez Gallego y Silvia Ferrero Mato respectivamente, y de la Secretaria del Colegio de Enfermería de Zamora, Judit Vaquero Campano , así como D. J. Francisco Ramos, Jefe de la Unidad de Seguridad Privada de la Policía Nacional en Zamora e Interlocutor policial provincial sanitario y D. Jesús José González Tejeda, Comandante de la Guardia Civil de Zamora e interlocutor provincial sanitario de la provincia.

En el transcurso de la misma se trataron aspectos relacionados con la implantación del Plan Integral de Protección de los Profesionales de la Salud funcionamiento, y se revisaron los datos relativos al año 2020. Durante la reunión se ha reafirmado la importancia de la coordinación, que en el caso de la lucha contra las agresiones adquiere un valor indispensable para ser cada día más eficaces y que todas estas medidas de acción conjunta deben derivar en una mayor sensibilización social que conduzca al señalamiento del agresor como un elemento discordante.

El secretario general del Colegio de Médicos y miembro del Observatorio Nacional de Agresiones de la Organización Médica Colegial, ha explicado el trabajo que se viene realizando desde la propia OMC y desde los Colegios bajo la premisa de la tolerancia cero ante las agresiones, la forma en que estas afectan a la relación médico-paciente y al acto médico, tanto en la asistencia pública como privada, así como sobre la necesidad de seguir avanzando en la sensibilización social hacia este problema.