Llleva por nombre Zamora Inclusiva y se va a implantar en todas las oficinas de Caja Rural

El Colegio Virgen del Castillo, en colaboración con la Caja Rural, ha diseñado un sistema para que toda la gente que tenga problemas de comunicación pueda acceder a los servicios bancarios.

Un sistema que se implantará en todas las oficinas de Caja Rural y que se ha diseñado desde el departamento de Audición y Lenguaje del colegio Virgen del Castillo.

El proyecto surgió en el colegio debido a la existencia en el mismo de muchos alumnos con discapacidades cognitivas y con la idea de facilitar a todas las personas con problemas de comunicación para que sean más autónomos y puedan acceder a toda la información disponible.

El sistema funciona a través de un código QR, que activa un tablero lleno de pictogramas de uso universal que facilita al usuario desde reclamar un servicio, a pedir sacar dinero, o establecer cualquier tipo de comunicación. El tablero además tiene sonido para que se facilite aún más el uso del tablero informativo.

Este sistema se diseñó primero para el uso de los alumnos del Virgen del Castillo, aunque ahora se empleará en facilitar estos servicios a todos aquellos colectivos con problemas de comunicación, desde discapacitados cognitivos, personas sordas.

Otra de las ventajas del sistema es que es gratuito y se puede implementar en todo tipo de sistemas, desde ordenadores y tablets, a teléfonos o cajeros electrónicos.

En un principio, el sistema, bautizado como Zamora Inclusiva, está encaminado a su uso en las oficinas bancarias, aunque desde el Virgen del Castillo se trabaja en su implementación en todo tipo de lugares, desde comercios a instituciones, museos o instalaciones deportivas.

Para su implantación apenas hace falta otra cosa que la colocación de una pegatina con un código QR a la puerta de los establecimientos. En Caja Rural se colocarán a partir de mañana mismo en las 63 oficinas de la provincia de Zamora.