El Zamora afronta el reto de preservar sus opciones de ser campeón, el Zamarat buscará el milagro para subir directo y el CB Zamora inicia un play-off histórico para la entidad

Entramos en el tramo final de temporada y nadie es ajeno a esta circunstancia. Porque, si bien es necesaria una regularidad en los meses de otoño e invierno para lograr el éxito, en primavera es donde se decide todo, donde cada acierto es oxígeno, y cada fallo, una losa.

ZAMORA C.F.

En definitiva, el deporte zamorano entra a sus últimos metros, y lo hace con las espadas en todo lo alto. En fútbol, el Zamora necesita sumar la primera de las cuatro victorias necesarias para aspirar al campeonato. Recibe en el Ruta este domingo, a las seis de la tarde, al Real Valladolid B. El cuadro pucelano venció a los Movilla en el partido de ida, y los zamoranos buscarán revancha.

Los de David Movilla además estarán pendientes de los otros campos. Primero, el Ourense recibe en casa a un Coruxo que llega al alza, con cuatro victorias en los últimos cinco partidos. Y ya el domingo, hora y media antes de la batalla en el Ruta, dará comienzo un decisivo Compostela-Pontevedra en la capital gallega. Partidos a priori complicados para un Zamora que debe vencer si se quiere acercar al primer puesto.

RECOLETAS ZAMORA

En situación parecida se encuentra el Zamarat, aunque con mucho menos margen, puesto que encara la última jornada de liga regular. Las de Ricardo Vasconcelos, al igual que el Zamora, solo tienen una tarea: ganar y esperar.

Ganar a Mataró, colista, en el Ángel Nieto, mañana a partir de las siete de la tarde, es tarea imprescindible. Todo lo que no sea un triunfo condenará a un Recoletas a jugar su tercer play-off consecutivo. Las catalanas llegan colistas y no deberían de ser un duro escollo, a pesar de que en el deporte fiarse es el peor error posible.

En caso de vencer a un Mataró que además de colista, llega descendido, habría que mirar lo que pasa en Ardoi. Las navarras se enfrentan a un Unicaja que no se juega absolutamente nada. Una circunstancia que complica y mucho la empresa, pero que, al tratarse de deporte, la esperanza es lo último que se ha de perder.

En caso de que el ascenso no se logre mañana, las de Vasconcelos se enfrentarán en una eliminatoria a ida y vuelta respecto al noveno clasificado, y si consiguen superarla, se clasificarán para una final-four en la pista de uno de los cuatro clubes. Como en años atrás, el club zamorano tendrá la opción de formalizar una propuesta ante la FEB para que el escenario sea el Ángel Nieto, aunque será la propia Federación quien decida el pabellón donde se jugará todo.

C.B. ZAMORA

Mucho más tranquilo llega el C.B. Zamora. Los de Saulo viajan hasta Cartagena para inaugurar la fase de campeones de un play-off de ascenso histórico para el club. En una eliminatoria a ida y vuelta, el que gane se lleva el gato al agua y jugará en LEB Oro, mientras que el perdedor entrará en una repesca de dos eliminatorias.

Enfrente estará un viejo conocido: Odilo Cartagena. Los cartageneros fueron el rival en la final de la Copa LEB Plata en el pasado mes de enero, y llegan eufóricos: lograron la primera plaza en la última jornada al aprovechar la derrota en Salou del Sant Antoni de Ibiza.

Debido a los registros del cuadro de Saulo, el CB Zamora viajará con una ventaja: el partido de ida servirá de termómetro para decidir la eliminatoria en un Ángel Nieto hasta la bandera. Una buena defensa en Cartagena acercará, y de que manera, el ascenso a LEB Oro, donde el pabellón zamorano será juez de un doble enfrentamiento que, posiblemente, sería digno de una categoría superior.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí