Los clubes de la provincia han firmado un comunicado donde se condena la violencia

Los hechos acaecidos hace unas semanas en Benavente, donde un jugador juvenil del cuadro tomatero agredió a un árbitro menor de edad en un duelo contra el Zamora C.F., ha traído cola y de qué manera.

Si por un lado, los propios árbitros salieron al paso para convocar una huelga que supuso la suspensión de prácticamente todos los encuentros de categoría provincial, ahora son todos los clubes de la provincia quienes se han sumado a erradicar esta lacra.

El comunicado reza lo siguiente:

«Nosotros, los equipos de fútbol de la provincia de Zamora, nos dirigimos a todos los aficionados, jugadores, entrenadores, árbitros y demás actores involucrados en el deporte para expresar nuestro firme rechazo hacia cualquier forma de violencia en los terrenos de juego.

El fútbol es mucho más que un simple juego; es un vehículo para la unión, la pasión y el espíritu deportivo. Como representantes de nuestros respectivos clubes, asumimos la responsabilidad de fomentar un ambiente de respeto mutuo y fair play dentro y fuera del campo.

La violencia, ya sea física o verbal, no tiene cabida en nuestro deporte. No toleraremos conductas agresivas, intimidatorias o discriminatorias que puedan dañar la integridad física o emocional de cualquier persona involucrada en el fútbol, ya sea compañero de equipo, rival, árbitro o espectador.

Instamos a todos los que forman parte de la comunidad futbolística en Zamora a unirse a nosotros en este compromiso. Apoyamos firmemente a las autoridades deportivas y a las fuerzas del orden en la aplicación de medidas disciplinarias y legales contra aquellos que perpetren actos violentos.

Nos comprometemos a promover una cultura de paz y deportividad, donde la competición se base en el juego limpio, el compañerismo y el respeto mutuo. Queremos que cada partido sea una celebración del deporte y una oportunidad para fortalecer los lazos entre nuestros jugadores, aficionados y comunidades.

Todos los clubs firmantes nos comprometemos a dejar fuera de nuestras estructuras de los directivos colaboradores, entrenadores, jugadores y familiares que tengan comportamientos violentos hacia árbitros y jugadores rivales así como publicó asistente a los partidos.

Por último, extendemos una invitación abierta a todos aquellos que comparten nuestros valores a unirse a nosotros en la promoción de un fútbol libre de violencia. Juntos, podemos construir un entorno deportivo seguro y acogedor para todos.

¡Por un fútbol en paz, respeto y juego limpio en Zamora y más allá!»

 

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí