El conocido presentador señaló este lunes en El Intermedio el ‘error histórico’ de llamar ‘castellanoleoneses’ a los vecinos de la Región Leonesa, comprometiéndose a hacer una dieta basada en hornazo de Salamanca, botillo del Bierzo y habones de Sanabria en caso de repetir dicho error

Los habones de Sanabria cobraron en la noche de ayer, 25 de enero, un cierto protagonismo en el programa “El Intermedio”, de la cadena televisiva “La Sexta”, al plantear su presentador, el afamado Gran Wyoming, la posibilidad de hacer durante una semana una dieta basada en hornazo de Salamanca, botillo del Bierzo y habones de Sanabria (renombrados como ‘judiones’ por el presentador).

En cuanto al por qué de dicha ‘amenaza’ culinaria, se debería al hecho de haber empleado previamente el término ‘castellanoleoneses’ para referirse a las provincias de la Región Leonesa, lo que conllevó que diversos espectadores del programa trasladasen al mismo sus quejas por usar dicho término.

Y es que, cabe recordar en este aspecto que el Estatuto de Autonomía de Castilla y León no habla de “castellanoleoneses” para referirse a los ciudadanos de la comunidad autónoma, sino de “castellanos y leoneses” o “leoneses y castellanos” indistintamente, siendo asimismo aplicable el gentilicio “leonés” para lo referente a León, Salamanca y Zamora, así como el de “castellano” para lo que concierne a Ávila, Burgos, Palencia, Segovia, Soria y Valladolid, al tratarse de una comunidad autónoma compuesta por dos regiones históricas.

Por este motivo, desde el programa El Intermedio se quiso enmendar las quejas que solicitaban que se emplease el gentilicio de leoneses para definir a aquello relacionado con la Región Leonesa, ante lo cual el Gran Wyoming señaló que “tienen toda la razón”, indicando que el empleo del término ‘castellanoleonés’ “es un error histórico”.

Ante todo ello, el presentador de El Intermedio se quiso dirigir a los ciudadanos de la Región Leonesa, afirmando: “que sepáis leoneses que si vuelvo a equivocarme estaré una semana desayunando hornazo de Salamanca, almorzando botillo del Bierzo y cenando judiones de Sanabria”. Asimismo, ante la contundencia de estos productos leoneses, el Gran Wyoming finalizó diciendo que, tras dicha dieta, “en vez de pediros perdón, os tendré que pedir un poquito de sal de frutas o bicarbonato”.