Con este derribo se recuperan otros 21 metros lineales de Muralla

Una vez finalizados los trabajos de retirada de enseres y el levantamiento de los elementos no estructurales del interior del inmueble número 37 de la avenida de la Feria, el lunes 21 de febrero comenzará el derribo de la estructura exterior del edificio enmarcado dentro del proceso de liberación de la Muralla medieval.

El edificio a derribar tiene una superficie construida de 709 metros cuadrados distribuidos en dos alturas, con locales comerciales en la planta baja, vivienda en la plata superior, una nave en la parte posterior y un pequeño sótano en el subsuelo. La superficie de la parcela que quedará libre después del derribo es de 450 metros cuadrados. El importe de las expropiaciones de este edificio ha ascendido a unos 250.000 euros, a los que se suma el coste de la demolición, por importe de otros 90.000 euros. El proyecto de demolición incluye también la gestión de los residuos generados, «de forma eficiente y sostenible, y en condiciones de seguridad para los trabajadores y transeúntes».

Con este derribo se recuperan otros 21 metros lineales de frente de muralla, a los que se sumarán próximamente los de los edificios contiguos hasta la bajada de San Martín.