La Junta ha destinado 302.000 euros a la contratación de las obras para reconstruir el hundimiento que sufrió la calzada el pasado 10 de mayo

La delegada territorial de la Junta de Castilla y León en Zamora, Leticia García, acompañada de la jefa de servicio de Movilidad, Marta Cano, se ha desplazado al tramo cerrado al tráfico de la carretera regional ZA-912, que une las localidades de Villardeciervos y Alcañices para comprobar las obras de reparación del socavón que están a punto de concluir para proceder a su reapertura previsiblemente mañana miércoles día 5 de julio. La instalación de los marcos prefabricados de más de 6.000 kg vino a solventar los problemas de las humedades desembocadas por el paso del agua, por debajo de la carretera, del arroyo Valdealiste que forman parte del embalse de Nuestra Señora de Agavanzal.

En su visita, la delegada territorial ha afirmado que “mañana miércoles, día 5 de julio, se va a proceder a la reapertura de este tramo de la vía de la ZA-912 ya que los trabajos se han ejecutado a buen ritmo con el objetivo de que se pudiera transitar lo antes posible”. Además, ha señalado que las obras “han sido complejas por su difícil ejecución y costosas, ya que para este tramo se ha invertido por parte de la Junta de Castilla y León más de 300.000 euros, se puede decir que gracias al trabajo de los técnicos y resto de personal de carreteras del servicio territorial de Movilidad y transformación Digital se ha realizado un engranaje para que toda la obra se haya podido ejecutar en menos de dos meses”.

El hundimiento de este tramo de la carretera ZA-912 se registró el pasado 10 de mayo sobre las 20.30 horas sin lamentar daños personales. En ese mismo instante, se acordonó la zona afectada y se procedió a desviar el tráfico por la carretera de la Diputación ZA-P-2639 en sentido Villardeciervos-Villanueva de Valrojo para acometer las obras de excavación, carga, transporte y vertido de material.

Los técnicos del Servicio, además de trabajar en la memoria valorada, buscaron entre las empresas suministradoras, marcos con las medidas adecuadas para este fin, se construyeron ataguías para trabajar en seco, se ejecutaron rampas para que las maquinas pudiesen bajar para retirar y desmontar el tubo dañado que ocasionó el colapso y se cimentó el terreno para colocar los marcos que se acaban de instalar.

Ahora, una vez colocados los marcos y sellados, se rellenaron los laterales con zahorra artificial debidamente compactada, reconstruido la escollera, retiradas las ataguías y se ha procedido esta mañana a echar el aglomerado en caliente en la plataforma. Seguidamente, se renovarán los elementos de contención de la carretera y la señalización horizontal, con el fin de reabrir al tráfico rodado esta carretera que se encuentra en plena Sierra de la Culebra mañana miércoles.

Finalmente, hay que señalar que el Consejo de Gobierno de Castilla y León declaró de emergencia la contratación de las obras de reconstrucción del tramo colapsado en la carretera de Villardeciervos a la que se ha destinado 302.000 euros.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí