La exposición ubicada en el Espacio Rampa del MECyL, se inaugurará el 5 de abril a las 12:00 h. Podrá ser visitada hasta el 28 de julio de 2024

La muestra ‘…de pueblo’ busca reflejar el paso del tiempo a través de veinte fotografías de fuerte carga documental con tintes poéticos. En palabras del propio artista, Nancho Martínez: “Todas las fotografías mostradas están tomadas en un pequeño municipio zamorano llamado Alfaraz de Sayago. Ese pequeño lugar al que yo siempre he llamado mi pueblo. Hace ya casi 20 años de mi primer viaje a Alfaraz de Sayago, y desde entonces cada año es distinto.

Alfaraz es un pueblo pequeño, con un frontón, una plaza y tan solo un bar (ni siquiera tiene panadería). Aun así, cada vez es más pequeño. Este proyecto no son más que historias de mi pueblo. Desde ese último perro que vivía allí y que ha crecido conmigo, hasta los atardeceres que dan un color distinto a cada uno de los días de agosto.

Hablar del pueblo es cada vez más hablar de quien queda y quien no, de cosas que pasaron cuando los abuelos eran pequeños, en lugar de las cosas que pasan ahora. A día de hoy me parece maravilloso y a la vez triste que, en agosto convivan generaciones de abuelos y nietos, pero al comienzo de las clases sea cuando más vacías quedan las escuelas de Alfaraz. Los muros de lo que antes fueron casas, que cargaban con el peso del hogar, ahora apenas pueden sostenerse a sí mismos frente a un fuerte viento”.

La exposición que hace las veces de biografía del propio artista se acompañará de forma paralela con una conferencia a cargo de Nancho Martínez y de su profesor, el reconocido fotógrafo José Manuel Navia, el 5 de abril, a las 20 h., en el salón de actos del MECyL.

Nancho Martínez

Nancho Martínez escribe sobre sí mismo. “Nací un 29 de julio de 2003. No hubo mucho que destacar en mi infancia, o al menos que no recuerdo. Fui a una guardería y a un colegio público en Leganés, al sur de Madrid. De padres trabajadores, pero aventureros, heredé una necesidad que hoy aún perdura, la de tener que moverme todo el rato de un lado para otro.

Me gustaría poder decir que recuerdo cuando hice mi primera fotografía o cuando cogí por primera vez la cámara, pero no me acuerdo. Por suerte sí me acuerdo de cuando salíamos en familia algún fin de semana al pueblo o donde fuera y yo me apropiaba de la cámara de mi padre, la cual para mí era un pequeño juguete y poco más.

Poco a poco, ese afán de diversión con la cámara se transformó en inquietud por entender los entresijos técnicos a los que cada día presto menos atención. Actualmente, me encuentro estudiando Comunicación Audiovisual en la universidad de Alcalá (para sorpresa de toda mi familia, porque yo iba para ingeniero).

No recuerdo en mi vida un solo viaje en la que la fotografía no estuviera muy presente (en gran parte gracias a mi padre, a quien también le viene de familia). Es casi por eso que era casi imposible que no acabase saliendo de mi otra cosa que lo que al parecer marca discretamente mi genética.

Mezcla de esa genética con una serie de increíbles casualidades y personas me llevó a presentar mi propuesta al concurso mejor fotógrafo emergente quijote photo fest (organizado por el aula de fotografía de la UAH), que me ha regalado y brindado una gran oportunidad para despegar mi carrera fotográfica”.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí