En él hay cinco grandes áreas: violencia machista, drogodependencia, ayudas de emergencias, área de personal, ayuda a domicilio

La procuradora en las Cortes de Castilla y León por Zamora, Isabel Blanco Llamas, ha presentado en la mañana de hoy los datos relativos a la provincia de Zamora sobre la renovación del Plan Marco, el cual está dirigido a la ayuda de personas en vulnerabilidad.

A nivel regional, el acuerdo se ha renovado por unos 700 millones de euros, de los cuales, 55 irán destinados a la provincia de Zamora, de los cuales 15 millones van a ir al Ayuntamiento de Zamora y los otros 40 a la Diputación. Esto supone un incremento del 20% con respecto al anterior acuerdo.

Dentro de este plan hay cinco grandes áreas: violencia machista, drogodependencia, ayudas de emergencias, área de personal, ayuda a domicilio. Respecto a la violencia machista, Isabel Blanco afirma que «el compromiso de la Junta es irrenunciable, y es este acuerdo es una apuesta por poner toas las herramientas y recursos para que las víctimas se puedan reintegrar». De esta manera, se disputan unos 810.000 euros, lo que permite aumentar la plantila de técnicos de igualdad, encargados de hacer este proceso. Además, a partir del lunes, comenzará el Centro Virtual «Atiendo», que servirá para que, de manera gratuita, estos técnicos puedan identificar casos de agresiones sexuales.

En la partida de drogodependencia, se destinan unos 300.000 euros, lo que supone un incremento de 25% con respecto al anterior acuerdo. De esta manera, se pretende prevenir y crear una red de protección a familias con miembros en adiciones. Isabel Blanco además, ha destacado el preocupante incremento de adicciones sin sustancias, como la pantalla y los juegos.

También se destinan 10,2 millones de euros a las ayudas de emergencia, que cubren desde primeras necesidades básicas, como la compra de alimentos, a por ejemplo, ayudas para paliar deudas hipotecarias, una problemática que, como afirma la procuradora, «también afecta a las clases medias». Concretamente en Zamora se beneficiaron 44 personas de estas ayudas hipotecarias, y unas 1200 en la provincia de las ayudas de emergencia en global.

La penúltima área es la de personal. Hay dos tipos: los CEAS, a los que se le destinan 10 millones en los próximos cuatro años, lo que permite financiar una plantilla de 98 técnicos, y otros técnicos que se dedican de manera más directa al apoyo y evaluación de las necesidades familiares, cuyo importe es de 1,2 millones de euros. Se trata de una partida importante porque «estos técnicos ya nos vienen avisando de que pasamos de soledad no deseada a soledad crónica, con personas que no quieren salir de sus casas».

Por último, 32,2 millones de euros irán para la ayuda a domicilio para personas dependientes. Esto incluye financiación de plazas de centros de día o residencias, servicios de ayuda a domicilio, y como recalca Isabel Blanco, no incluye la teleasistencia, porque en Castilla y León es gratuita. En este sentido, la procuradora ha cargado contra el PSOE «por no apoyar que este servicio fuese gratuito».

 

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí