Aseguran que «existen recibos desconcertantes que demuestran de forma alarmante la adquisición de suministros en el centro, propiedad de la Diputación de Zamora»

El Grupo Socialista denuncia la situación que se vive en la residencia “Virgen del Canto” de Toro, cuya titularidad y responsabilidad es de la Diputación de Zamora. Desde hace años, el funcionamiento en la adquisición de suministros alimenticios para el centro de personas mayores se realiza “a golpe de levantamiento de reparos” que interpone la interventora de la Diputación.

Según los datos a los que ha tenido acceso el Partido Socialista, durante el año 2020-2021, el importe de estos suministros fue de 155.193,84 euros y durante el año 2022 el importe fue de 119.679,20 euros. Solo el primer trimestre de 2023 el importe gastado en suministros ya pasaba la cuantía de lo que la ley 9/2017, de 8 de noviembre de contratos del sector público, preceptúa como contrato menor de suministro, dado que sólo desde el 13 de enero de 2.023 hasta el 3 de marzo de 2.023 el gasto en suministros alcanzó la cantidad de 24.853,81 euros.

Descontrol en las facturas

Tal y como ha podido comprobar el Grupo Socialista a través de un informe elaborado por el propio director de la residencia, «en el año 2022 se consumieron un total de 12.082 litros de leche, lo que equivale a 0,77 litros de leche por usuario, incluyendo la elaboración de postres y otros platos de cocina. También las facturas actuales reflejan adquisición de productos cárnicos como espinazo, jijas adobadas, salchichas mezcla roja, costillas, bacón, morcilla, y muchos otros, con cantidades que pasan de los 6 kilogramos en cada caso, en algunos hasta 14 kilos. Teniendo en cuenta que durante el año 2.022 había 43 residentes en el centro las cantidades que se reflejan en las facturas no coinciden en absoluto con los kilogramos y las raciones que se supone se administran a los residentes».

También existen facturas desconcertantes que «demuestran el descontrol en la adquisición de suministros que ahora denuncia el Grupo Socialista, como lo demuestra entre otras una factura de fecha 30 de noviembre de 2.022 de la empresa PAIR, S.L., en la que se adquiere por el director de la residencia dos botellas de licor Cointreau 70CL».

«El despilfarro en la adquisición de suministros alimenticios en la residencia queda patente tan sólo con observar las facturas en pastelería, en las que se observa una cantidad desproporcionada de ensaimadas, palmeras de chocolate, donuts, pasteles y demás bollería industrial que, entendemos, es totalmente desaconsejable para personas de avanzada edad y en cantidades que siempre superan en unidades el número de residentes en el centro de forma que si hay 47 residentes se compran 55 unidades de cada bollería industrial».

Con todo ello, el Grupo Socialista presentara moción en el próximo pleno para que la Diputación de Zamora inicie el correspondiente expediente atendiendo a la ley 9/2017, de 8 de noviembre de contratos del sector público, para evitar los reparos de intervención en el gasto de alimentos de la residencia y se intente fiscalizar y controlar las adquisiciones de los alimentos realizadas por el director del centro.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí