“Como puede ser que el Ayuntamiento diga que no tiene repercusión económica si antes se podía aparcar gratis, eso es reírse a la cara de los zamoranos”, denuncian

“Por la puerta de atrás y a escondidas, el Equipo de Gobierno va a pegar un nuevo sablazo a los zamoranos”. Con estas duras palabras el Partido Popular ha denunciado hoy la ampliación de la zona azul a los aledaños de la Plaza de Toros, el centro de Salud Santa Elena y el pabellón Ángel Nieto.

Una modificación de la ordenanza que afectará principalmente a 6.000 vecinos que viven en esta zona de la ciudad de Zamora, además de a todos los usuarios del centro de salud y las personas que acuden de fuera de la ciudad a disfrutar de los eventos deportivos y taurinos.

Una zona azul que el PP califica de “innecesaria e injusta” recordando además que es de las más caras de Castilla y León que responde al “afán recaudatorio del Ayuntamiento”.

Víctor López de la Parte ha criticado además que algunos de los vecinos que viven en esta zona no podrán pedir el distintivo de residente puesto y tampoco haya garajes en sus viviendas al tratarse de edificios antiguos.

“La única encantada con esta medida es la empresa concesionaria de la ORA que va a ganar más dinero. Como puede ser que el Ayuntamiento diga que no tiene repercusión económica si antes se podía aparcar gratis, eso es reírse a la cara de los zamoranos”, ha lamentado de la Parte.

Mayte Martín Pozo, portavoz del Partido Popular en el Ayuntamiento de Zamora, ha recordado además que en la nueva medida se establece multa con 80 euros a los vehículos que superen el máximo de tiempo permitido en la zona azul establecido en tres horas máximo lo que supone un gran perjuicio para muchos trabajadores de comercios y establecimientos ubicados en esta parte de la ciudad.

Por ello, desde el PP se van a presentar tres enmiendas en el próximo pleno del Ayuntamiento de Zamora. En primer lugar, pedirán la suspensión de la creación de esta nueva zona ORA. En segundo lugar, plantearán que los trabajadores puedan obtener el distintivito para aparcar en la zona y no solo los dueños de los establecimientos. Por último, proponen que los vecinos de las calles colindantes afectados por la ampliación de la zona azul también puedan obtener la condición de residente y solicitar el aparcamiento.