“Ya está bien de que Guarido siempre busque culpables de lo que él es responsable, los zamoranos no se merecen un alcalde así” dicen los populares

El Grupo Popular en el Ayuntamiento de Zamora ha querido salir al paso este lunes de las manifestaciones realizadas por el concejal de Medio Ambiente de la capital, Romualdo Fernández, respecto a la tala de varios árboles en el parque de Eduardo Barrón. En estas manifestaciones, el edil de Izquierda Unida viene a «echar la culpa a los demás de algo que es exclusiva responsabilidad de él; de él y del alcalde Guarido, por supuesto», han defendido los concejales populares.

En este sentido, la portavoz popular, Mayte Martín Pozo ha indicado que «las declaraciones de Guarido cada día envejecen peor. Hace unos años casi se encadena por el trasplante de varios árboles de la avenida Carlos Pinilla a Valorio por la construcción del aparcamiento subterráneo del hospital. Llegó a decir que en una ciudad con sensibilidad medioambiental habría responsabilidades políticas». Por eso, ha remarcado la portavoz popular, «nos gustaría ver que Guarido, por una vez, hiciera aquello que decía. Ya sabemos que es el rey del ‘donde dije digo, digo Diego’, pero esto ya empieza a convertirse en una tomadura de pelo para todos los zamoranos».

Los concejales populares han reiterado que «lo de este equipo de gobierno es de juzgado de guardia. Nunca tienen culpa de nada. Siempre buscan culpables de su ineficacia en los demás: los técnicos, el tiempo o un señor que pasa por la calle de manera casual. Nunca, nunca, nunca tienen culpa de nada, o no lo saben, o no lo pueden hacer. Ya está bien».

Así, Mayte Martín Pozo ha señalado que «parece que no saben lo que aprueban en la Junta de Gobierno Local. No pueden echar balones fuera de algo que es competencia exclusiva del alcalde y del concejal de Urbanismo. Si no les gustaba el proyecto, en el que se incluía la tala de esos árboles, podían haber pedido que se cambiara. No lo pidieron. Y ahora resulta que ante la denuncia de los vecinos y del Partido Popular, que les hemos vuelto a pillar en una de sus contradicciones ideológicas, intentan recular, pero ya han metido la pata hasta el fondo».

Finalmente, desde el Partido Popular se entiende que «se podía haber impedido la tala de estos árboles porque en casos como este las opiniones de los técnicos son orientativas, nunca obligatorias. Lo único claro es que el culpable es, únicamente, aquellos que dieron la autorización: Francisco Guarido y el concejal de Medio Ambiente».