El teniente de alcalde, Miguel Ángel Viñas, sustituye a Francisco Guarido, intervenido tras sufrir un desprendimiento de retina

Con dos minutos de silencio por la última víctima de violencia de género, una octogenaria residente en Ávila, arrancó un Pleno presidido por primera vez en ocho años por el teniente de alcalde, Miguel Ángel Viñas, ante la ausencia de Francisco Guarido, intervenido de urgencia tras sufrir un desprendimiento de retina.

El punto más destacado del orden del día tuvo que ver con la liquidación definitiva del contrato con la UTE Zamora Limpia, a la que el Ayuntamiento de Zamora reclama algo más de 9,1 millones de euros por pagos indebidos en la prestación del servicio. A este respecto, el alcalde en funciones señaló su “satisfacción” por la “lucha” emprendida por el equipo de Gobierno contra determinadas empresas que “perjudican” las arcas municipales con sus prácticas, caso de Zamora Limpia, inmersa en una investigación judicial tras detectar el Ayuntamiento un exceso de facturación. “En estas dos legislaturas hemos logrado liquidar el contrato con dos empresas que perjudicaban a los zamoranos”, en referencia a la otra adjudicataria también en investigación, Grupo Raga, concesionaria del servicio de Parques y Jardines, reiteró el alcalde en funciones.

Otro de los asuntos que se aprobó fue la conversión de la Asociación de Municipios Ribereños del Duero en una Agrupación Europea de Cooperación Territorial (AECT), lo que le confiere beneficios en el acceso a los fondos europeos.

La constitución de esta asociación fronteriza como Agrupación Europea de Cooperación Territorial aporta importantes ventajas, ya que pasa a convertirse en un interlocutor idóneo para la Unión Europea y puede solicitar y gestionar directamente los fondos europeos; garantiza la estabilidad a largo plazo en la ejecución de políticas europeas: y se eliminan obstáculos jurídicos al tener una base reguladora común.

Además se podrán integrar en la misma todo tipo de entidades públicas y sociedades que gestionan servicios de interés general, además de los propios ayuntamientos que la integran actualmente.

La Asociación Ibérica de Municipios Ribereños del Duero agrupa actualmente a 84 localidades de España y Portugal por cuyos términos discurre el Duero, a la que Zamora pertenece desde su constitución en 1994; y tiene entre sus objetivos fundamentales  la defensa del entorno ecológico del Río Duero y la promoción de medidas que impulsen su desarrollo integral.

Por último, la sesión plenaria dio el visto a la actualización del inventario de bienes que atesora la Casa de las Panaderas, a la solicitud de varias regularizaciones que conciernen al cementerio municipal y a una lista de facturas para abonar pagos de suministro de combustible, red de alumbrado y el coste por la depuración de aguas residuales de Valcabado y Roales del Pan.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí