La procuradora Ana Sánchez asegura que «hay que dar una respuesta a las familias» sobre lo ocurrido en los centros de mayores durante la pandemia

El PSOE confía en que la comisión de investigación en torno a las residencias de ancianos en Castilla y León pueda empezar a funcionar «de manera inmediata», si el PP y Ciudadanos renuncian a posicionarse en contra, según dijo este lunes la procuradora por Zamora, Ana Sánchez.

El objetivo de esa comisión de investigación es «saber la verdad» y «ofrecer respuestas» a las familias de los más de 4.000 ancianos fallecidos en las residencias de Castilla y León desde que se inició la pandemia, 307 en la provincia de Zamora.

Queremos saber, dijo Ana Sánchez, «cuántas personas de las residencias hubieran necesitado ser hospitalizadas y no lo fueron en virtud de las instrucciones dadas por las consejerías de Familia y de Sanidad, los criterios que se siguieron para ello y si se contó en las residencias con los medios materiales y los recursos humanos necesarios para atender las necesidades de los mayores».

De manera específica, el procurador José Ignacio Martín Benito, precisó que la comisión permitirá conocer qué ocurrió en residencias como la de El Puente de Sanabria, «donde la Junta se negó a intervenir», y en otros centros de la provincia con una alta incidencia de coronavirus entre los residentes.

Sánchez precisó que la comisión de investigación permitirá también «revisar el modelo de residencias» que tiene Castilla y León y apostó por mantener un modelo de asistencia «público» que, añadió, «nueva se debió dejar de apostar por él».

Ambos procuradores esperan que la comisión permita adoptar «responsabilidad políticas» si se demuestra que algo no se hizo bien.