El partido se decantó en el primer cuarto y se sentenció en el segundo

El Recoletas parece que recupera sensaciones. Tras un inicio de año realmente complicado en cuanto a resultados y sensaciones, las de Ricardo Vasconcelos han conseguido volver a los triunfos y también, a convencer en las victorias. Además, las naranjas no han acusado la semana de parón ante Ardoi, lo que le permite seguir vivas.

Cierto es que el rival llegó al Ángel Nieto como el penúltimo clasificado y que apenas mostró resistencia, pero la primera parte de las naranjas fue un ciclón. De hecho, el acierto en el aro rival de las zamoranas permitió escaparse ya en los primeros impases, y firmar un parcial de 19-6 en el primer cuarto.

Si en el primer cuarto las de Vasconcelos se escaparon, en el segundo mataron cualquier opción de las catalanas, que, incapaces de anotar, solo sobrevivían defendiendo, y, dada la diferencia técnica entre ambas escuadras, la ventaja se tradujo en una diferencia abismal. Tanto es así, que el parcial del segundo cuarto fue un 21-6, dejando el marcador al descanso en un 40-12.

En el tercer cuarto, el guion fue el mismo, con la modificación de que al fin, a las catalanas les empezaron a entrar los pocos triples que pudieron lanzar. Uno de Barrientos y otro de Lula Roig sirvieron para que el público presente en el Ángel Nieto sacase unos aplausos para los visitantes, no tanto de compasión, y sí de reconocimiento a no bajar los brazos a pesar de la situación. (57-20).

Una victoria que se dilató un poquito más en el último cuarto, gracias al acierto de las naranjas en el aro rival, lo que supuso una victoria por la vía rápida que sirve para recuperar sensaciones y volver a pelear por todo (83-41)

 

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí