Sara Castro anotó la canasta definitiva en el último suspiro cuando el partido se iba a la prórroga

El Recoletas Zamora no tira la toalla en la lucha por el liderato. Las de Ricardo Vasconcelos siguen en la pomada y demuestran que también saben competir en los minutos más decisivos de la temporada. La victoria de hoy frente al Azul Marino Mallorca así lo constanta.

No arrancó mal el cuadro naranja, que se puso por delante en el primer cuarto, y consiguió mantener la ventaja hasta el sonido de la bocina, aunque eso sí, por la mínima. El segundo cuarto fue idéntico pero con el mínimo cambio de guion en el electrónico, que constató la igualdad suprema en la primera parte (32-32)

En la segunda entrega, las mallorquinas se fueron hacia arriba y empezaron a someter a un cuadro naranja que empezó a sufrir de lo lindo y que, por momentos, parecía que se le iba a escapar por más diferencia de la esperada el triunfo. Con un parcial de 19-14, el partido se complicó en exceso para afrontar el último cuarto.

Y en los últimos diez minutos, el espectáculo que ofrecieron ambas escuadras fue digno del mejor baloncesto. Las baleares llegaron a tener una ventaja de hasta siete puntos que hacían prever que el partido estaba sentenciado. Ahí fue cuando el Zamarat tiró de casta para nivelar el partido en un 58-58. La última posesión fue para las zamoranas. Ahí, Isa Latorre se juega un tiro de tres que da en el aro, y sin tiempo para más, Sara Castro anota un mate que sirvió para firmar una victoria épica que mantiene con vida a las naranjas (58-60).

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí