Ricardo Vasconcelos cree que la confianza “no debe de ser pasiva” ante un rival que llega con cuatro derrotas consecutivas

Este sábado, a las ocho de la tarde, el Recoletas Zamora buscará dar un pasito más hacia el campeonato. Las de Ricardo Vasconcelos se enfrentan al Real Canoe madrileño, que, a pesar de arrancar la temporada con buen pie, se ha diluido en el último mes, sumando hasta cuatro derrotas de manera consecutiva. Unos números que distan de los naranjas, donde está el pleno de victorias en diez jornadas.

A pesar de la diferencia de rachas, Ricardo Vasconcelos cree “que la confianza no debe ser pasiva, y que las jugadoras no se dejen llevar. Hay que recordar dónde estamos y qué queremos”. Y para muestra, el año pasado, donde las madrileñas superaron claramente a las zamoranas en el primer cuarto, y, a pesar de que a punto estuvo de llegar la reacción, la victoria se fue a Madrid.

“Es un equipo al que no hemos ganado en casa. No te puedes relajar porque es un equipo bastante diferente al resto y porque tienen un sistema con gente joven, con mucha alegría y muy intensos, no tienen nada que perder”, apunta el técnico portugués.

La parte positiva, además de unos números apabullantes, es el estado físico de las jugadores. A día de hoy toda la plantilla está disponible, algo sin duda que agradecerá el cuerpo técnico, especialmente ante la acumulación de partidos de estas semanas, y es que en el puente de la Constitución, el Zamarat viajará hasta Madrid para medirse al Alcobendas y para el fin de semana que viene, recibirá en casa a Estepona.

Con optimismo, pero con la confianza justa, el cuadra naranja buscará la undécima victoria consecutiva que le permitirá cumplir el primer tercio de competición con una matrícula de honor y con el play-off prácticamente encarrilado.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí