Acto de homenaje a los bebés fallecidos durante el embarazo, el parto o tras el nacimiento

El conocido como ‘Rincón Blanco’ del cementerio municipal San Atilano ha sido escenario este viernes un desgarrador homenaje de recuerdo a los bebés fallecidos durante el embarazo, en el mismo momento del parto o tras su nacimiento.

Familiares y amigos de las familias afectadas por estos trágicos sucesos se han congregado para unidos por el dolor recordar a sus bebés junto a la sepultura blanca donde habitualmente se inhuman los restos de los niños fallecidos en estas circunstancias y de los que se hacen cargo directamente el personal del hospital.

Esta conmemoración del llamado ‘Día del Recuerdo’ ha servido para recordar los nombres de todos los bebés fallecidos en los últimos meses en Zamora. Nombres que al pie de la sepultura ha recordado con voz rota la portavoz de la Asociación ‘El Hueco de mi vientre’, impulsora del acto, Sara Castro.

“Esta es una forma de dar visibilidad a un dolor que existe y que parece que está escondido, es una forma de unir a las familias para buscar un apoyo mutuo que sirva para seguir adelante”, ha señalado la portavoz de la asociación.

‘El Hueco de mi vientre’, ha explicado Sara Castro, está integrada en Zamora por cuatro familias, aunque son bastantes más las que reciben apoyo y atención por parte de la asociación. “Ofrecemos ayuda, compartir el dolor, apoyarnos, y cuando la situación es muy grave, colaboramos con las familias poniendo a su disposición ayuda profesional con psicólogos especializados para que puedan superar en la medida de lo posible el duelo”.

El ‘Rincón Blanco’, situado al final de la calle de los Desamparados del cementerio municipal lleva dos años sirviendo para inhumar los restos de los bebés fallecidos antes y después del parto. La iniciativa de ponerla en marcha respondió a una iniciativa de una trabajadora del propio cementerio, Agueda García, que trasladó al equipo de gobierno municipal y que perseguía de alguna forma “dignificar” la inhumación de estos restos, que en el pasado se sepultaban en una fosa sin identificar.

La propia concejala del área responsable del Cementerio municipal, Carmen Turiel, ha mostrado esta mañana su apoyo a las familias de la asociación y ha alabado la puesta en marcha de esta iniciativa.