La medida se pondrá en marcha partir del próximo curso. El reducido número de alumnos y la insostenible situación económica hacen inviable la continuidad del Seminario en el formato académico actual

El Seminario Menor San Atilano dejará, a partir del próximo curso, de ser centro de Educación Secundaria Obligatoria, para centrar su actividad en la actividad canónica, pastoral y vocacional. Los alumnos que este año están asistiendo a clases en este histórico centro de enseñanza, fue fundado en 1797, serán transferidos, aunque esta medida será voluntaria, al colegio Medalla Milagrosa.

En estos días, señalan desde la Diócesis, “se está trabajando para que algunos profesores del Seminario se puedan insertar en el claustro del Colegio “Medalla Milagrosa”. Así mismo,  la capellanía será atendida por uno de los sacerdotes del Seminario. El centro ha comunicado esta decisión a los padres indicando que el reducido número de alumnos, la insostenible situación económica y la inminente entrada de la LOMLOE hacen inviable la continuidad del Seminario en el formato académico actual”.

El Seminario Menor San Atilano ha prestado un servicio notable a la cultura de esta diócesis y lo seguirá haciendo desde la colaboración con el Colegio “Medalla Milagrosa”. El Seminario seguirá siendo la institución diocesana dedicada a la promoción de la vocación sacerdotal, para ello ofrecerá la posibilidad de residencia y formación no reglada a aquellos alumnos que opten por un acompañamiento personal en clave vocacional.

Fernando Valera Sánchez, como obispo de la diócesis, la lamentado esta decisión y se ha mostrado” preocupado por el futuro de algunos de sus trabajadores”.