Un Viernes Santo soleado y con temperaturas agradables permite al Santo Entierro iniciar el desfile con la brillantez habitual

Ya tocaba. Por fin el tiempo ha dado un respiro y este Viernes Santo, en contra de lo que apuntaban los pronósticos, ha brillado incluso el sol y las temperaturas ha sido agradables facilitando que una multitud se haya agolpado al paso de la procesión del Santo Entierro.

Sin rastro de la lluvia que ha provocado la suspensión de varias procesiones este año al principio de la tarde ha animado a los responsables de la cofradía del Real Santo Entierro a iniciar el desfile con la brillantez habitual.

Una procesión que se ha encontrado a un público especialmente numeroso y ávido de disfrutar de un desfile sobre el que pesaban también malos augurios.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí