Angel Blanco ha presidido el acto junto a la subdelegada del Gobierno en Salamanca, Encarnación Pérez, el director de la prisión Carlos García, las subdirectoras de los CIS de Zamora y Salamanca, María Tostado y Carmen Herrero así como representantes de la Universidad de Educación a Distancia

Ángel Blanco ha agradecido la invitación, un año más, a la inauguración de unos cursos que, “nacen de la estrecha colaboración entre la UNED y la Dirección General de Instituciones Penitenciarias del Ministerio del Interior, para que Topas se convierta en una de las sedes de los cursos de verano que este año cumplen su 34ª edición”.

Blanco ha manifestado su satisfacción por la temática del curso escogido este año: “Inteligencia emocional, competencias socioemocionales y calidad de vida”, un concepto del que, según el subdelegado zamorano, “se habla mucho actualmente. Es un término que ya forma parte de nuestro vocabulario cotidiano fuera del ámbito de la psicología”.

En su intervención, el subdelegado de Zamora ha mencionado su primer contacto con el término a través del autor estadounidense Daniel Goleman, que en 1995 publicó un ensayo al respecto y que se convirtió en un best seller con más de 5 millones de ejemplares vendidos. Como ha recordado Ángel Blanco “el psicólogo americano establecía que la inteligencia no es sólo matemática, lingüística. Hay una inteligencia que explica el triunfo y el fracaso. Una inteligencia emocional que tiene que ver con el control del impulso, la motivación, el entusiasmo, la empatía, la perseverancia”. Algo que, según el subdelegado, “se puede desarrollar y trabajar y ese es el objetivo de este curso.Creo firmemente que las sociedades formadas y cultivadas son mejores y que esta formación debe llegar a toda la sociedad”

TRES DÍAS Y MÁS DE 50 ALUMNOS TANTO INTERNOS COMO EXTERNOS

El programa de “La inteligencia emocional, competencias socioemocionales y calidad de vida” ofrece una aproximación a los fundamentos de este término y su traslado a las experiencias de relación con los otros así como al sentir individual en el reconocimiento, la comprensión y la regularización de las emociones.

Según los organizadores del curso “la adquisición de competencias socioemocionales y su ejercicio en la vida cotidiana facilita la adaptación al contexto y tiene efectos positivos en la salud mental y física, en el bienestar emocional y social, y, en definitiva en la calidad de vida de las personas”.

El curso se desarrollará durante tres jornadas en las que se hablará de educación emocional en la familia, las competencias socioemocionales para la adaptación al contexto y la calidad de vida, la inteligencia emocional para la salud mental y el bienestar, estrategias de regulación emocional, comunicación en situaciones de conflicto o gestión y afrontamiento emocional.

Más de 50 alumnos internos en el centro penitenciario o alumnos externos, asistirán a estas jornadas de forma presencial u online.

El subdelegado del Gobierno en Zamora ha aprovechado la visita a Topas para agradecer la labor de los empleados públicos que trabajan en el centro penitenciario “porque como todos los trabajadores del resto de centros de España, son el motor de la modernización y humanización del sistema penitenciario, aportando vocación, dedicación, esfuerzo y profesionalidad. Y en este contexto tampoco puedo olvidarme de la labor de los centros de inserción social (CIS) tanto en Zamora como en Salamanca”.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí