Se renuncia a los montajes de zarzuela o coros, que exigen más de 16 personas en el escenario

El Teatro Principal de Zamora inicia este fin de semana la temporada y lo hace de forma diferente, con un espectáculo que se desarrollará no en el interior del teatro sino en la calle, un video mapping en la fachada del propio teatro y un concierto lírico. Es una forma distinta de estrenar una temporada «atípica», según expresa la concejala de Cultura, María Eugenia Cabezas. Es un montaje gratuito pero para el que será necesaria una invitación, ante la obligación de controlar el aforo.

A pesar de las restricciones que imponen las normas de seguridad contra el coronavirus, el teatro mantiene la mayor parte de sus espectáculos clásicos como el ciclo de humor o el festival de títeres, trasladado al otoño desde el mes de mayo que es lo habitual, y la representación de Don Juan Tenorio.

Aparecen en la programación grandes nombres como los de El Brujo, Els Joglars o Amancio Prada.

Las medidas de seguridad han hecho que se caigan de la programación todos aquellos espectáculos que exigen la intervención de 16 personas o más en el escenario, lo que implica que en esta ocasión no habrá zarzuelas o coros, según señaló el director del Principal, Daniel Pérez.

Cabezas añade que las limitaciones que en esta ocasión tiene la programación se suplen con «las grandes ganas de teatro que tiene el público» por eso se mantendrán precios asequibles para todos los espectáculos, también se es fiel a la variedad de estilos y montajes manteniendo la calidad de los mismos, buscando el entretenimiento de los aficionados y apostando por las compañías locales.