San Damián explica que el cambio de la ubicación del punto de vacunación, que hasta ahora estaba en el centro de salud Santa Elena, se debe a cuestiones de seguridad, para evitar aglomeraciones y esperas

La delegada territorial, Clara San Damián, la gerente de Asistencia Sanitaria de Zamora, Montserrat Chimeno, y el Jefe del servicio territorial de Sanidad, Casto López, han mantenido una reunión de trabajo para abordar el programa de vacunaciones, según establece la “Estrategia de vacunación frente a la COVID-19 en España”.

A partir del lunes, día 1 de marzo, el teatro Ramos Carrión acogerá en sus salas polivalentes el punto estable de vacunaciones contra la COVID-19 para el grupo denominado 3 en la “Estrategia de vacunación frente a la COVID-19 en España”. El horario determinado es de 9 a 14:30 h., excepto el lunes 1 de marzo que será de 10:30 a 14:30h.

La delegada territorial ha manifestado” que el cambio de la ubicación del punto de vacunación, que hasta ahora estaba en el centro de salud Santa Elena, al teatro Ramos Carrión de la capital se debe a cuestiones de seguridad, para evitar aglomeraciones y esperas. Por ello, quiero agradecer a la Diputación Provincial que nos haya cedido estas instalaciones, que consideramos que son las más apropiadas para garantizar la correcta aplicación de la vacuna y al mismo tiempo la circulación fluida de personas, para desarrollar todo el proceso en condiciones de seguridad y este mismo reconocimiento lo hacemos extensivo a todas las instituciones, que cada día colaboran con nosotros, aportando los recursos de los que disponen”.

Por otra parte, señalar que en estos días se va a empezar a citar para el inicio de la vacunación a las personas del grupo 4 (“Estrategia de vacunación frente a la COVID-19 en España”), que se les vacunará en su centro de salud y, si es preciso, también en sus domicilios.

La Estrategia, como indica en su contenido, “ha establecido un orden de vacunación de los grupos de población en función de la disponibilidad de dosis de vacunas. La priorización se ha realizado en función de criterios éticos y de la evidencia científica, dirigiendo la vacunación a las personas más vulnerables y con mayor riesgo de exposición y de transmisión a otras personas”.